Color del capricornio: Por qué el marrón tiene la mejor influencia

Color del capricornio

Para los Capricornios de tierra, la estabilidad y un estado emocional templado es todo lo que hay en términos de rasgos de personalidad ideales. Y el color marrón ofrece justamente eso, una mentalidad práctica y pacífica, centrada en el realismo, el pragmatismo y una actitud confiable.

Entre el blanco y el negro, el gris, el marrón oscuro y el marrón claro, todos ellos aumentan su determinación y ambición de caminar por la vida sin trabas de idealismos y principios ingenuos.

El color de la suerte de Capricornio, Brown, en pocas palabras:

  • Brown sugiere estabilidad, pragmatismo y una comprensión más profunda;
  • Aumenta el coraje y el poder de Capricornio, haciéndolos más atrevidos;
  • Este color tiene un efecto en la iluminación espiritual.

Por qué el color marrón es tan bueno para Capricornio

Las personas que son dignas de confianza y fiables están cubiertas por un aura pardusca, que rezuma masculinidad y asertividad, tanto para los hombres como para las mujeres.

No importa cómo manejen las situaciones porque, cuando se pone difícil, el marrón siempre los hará salir victoriosos.

Aumenta los instintos y la versatilidad. Ser más eficiente y eficaz significa que sus habilidades se utilizan mejor.

Algunas personas podrían verlo como un poco aburrido y aburrido, incluso sin interés, pero la cosa es que el marrón es uno de los colores más fuertes e intensos que existen.

Simplemente porque afecta a la forma en que uno ve el mundo, su determinación y fuerza interior, el sentimiento terrenal de firmeza y fuerza de voluntad inquebrantable.

El marrón oscuro, por ejemplo, puede usarse para equilibrar las cosas cuando hay muchos tonos más claros.

Brown reúne todo, crea una sensación de unión completa, de perfección irreprochable, impregnada de realismo y materialismo. Este color dice fiabilidad y estabilidad como ningún otro.

Más aún, emite la vibración del crecimiento y la habilidad de uno para prosperar en ambientes inhóspitos. Va aún más lejos y se da cuenta de una conexión con la Madre Tierra, convirtiendo a estos Capricornios en verdaderos guerreros de antaño, anclados con los pies firmes en la tierra.

La armonía, el orden, la creación de una estructura sobre la que construir, una cierta jerarquía de valores y principios, la preservación del status quo, esto es lo que el marrón tiene que ofrecer, entre muchas otras cosas. Curiosamente, el azul es un buen complemento para añadir a la mezcla.

La ciencia y la psicología dicen que los colores afectan nuestro comportamiento y desarrollo mental, nuestros estados de ánimo y estabilidad emocional.

No sólo esto, sino que también nos inculcan ciertos sentimientos dentro de cada uno de nosotros, algunos neutros, otros agresivos y dinámicos, otros complacientes y tranquilizadores. Brown, por ejemplo, tiene un efecto bastante peculiar e intrigante en los Capricornios.

Los hace aparecer como individuos verdaderamente imbatibles e inexpugnables, como figuras hegemónicas que están a punto de conquistar el mundo con una voluntad inquebrantable y un impulso imparable.

Aunque la gente se jacta de ser capaz de percibir cómo piensan los demás, y captar algunos aspectos de su personalidad, de hecho, eso se basa principalmente en los colores que perciben. El marrón es tanto deseable como detestado, dependiendo de lo que estamos hablando.

Cuando ves el marrón, automáticamente piensas en la seguridad, en un refugio seguro del mundo y en todos los peligros. Al igual que el verde, es revitalizante y tranquilizador, un símbolo de crecimiento y desarrollo personal.

Es cómodo y hace que uno se sienta en casa con uno mismo. El verde, por ejemplo, es uno de los colores más suaves y reconfortantes que existen, el que está impregnado en la naturaleza.

Brown tiene algunas desventajas. Cuando se usa en exceso, puede llevar a la infelicidad, la falta de satisfacción, y una misteriosa presión jugando.

Canalizando el poder de los colores

Para el Capricornio, el signo gobernado por Saturno, la tierra es el elemento por excelencia que lidera este asentamiento astrológico. Naturalmente tiene una profunda conexión con el marrón ya que es el color natural de la tierra, de todo lo que es estable e inquebrantable.

Lo que se acerque a los tonos negros de la paleta de colores, de hecho, es beneficioso y afortunado para ellos. Para la gente que no recibe la bendición de Saturno, las responsabilidades y obligaciones son demasiado aburridas y simplemente horribles.

Los colores ayudarán a estos Capricornios a rectificar esta actitud de cansancio inconsecuente del ser, de desinterés y comportamiento displicente cuando se enfrentan a las responsabilidades y tareas cotidianas.

La mayoría de ellos son de bajo rendimiento y tienen que aprender que no todo viene sin esfuerzo. La influencia de Saturno puede ser fortalecida y hecha más poderosa a través de la adición de colores, piedras preciosas, incluso alimentos con un buen tono de marrón.

Cuando Saturno está en su apogeo, los individuos de Capricornio pueden sentirse atraídos por los colores más oscuros porque quieren realizar todo su potencial y afirmar su dominio.

Profesionalmente, quieren ascender en la escala social, enfrentarse cara a cara con sus propios miedos, y derrotar a toda la competencia. Esto necesita mucha preparación.

Sin embargo, así como demasiados colores pálidos pueden llevar a un aumento de la espiritualidad y a un enfoque demasiado exagerado en ideas idealistas, y una actitud ingenua, el negro también puede llevar a lugares oscuros, literalmente.

Los que se exceden con el negro terminan deprimidos, con una disminución de la imagen de sí mismos, una caída en picado de la autoestima y un estado de miedo constante.

Los que son demasiado dinámicos y no pueden concentrarse, seguro, el negro es bienvenido, pero no de otra manera y no en cantidades exageradas.

El beige, un tono ligeramente más oscuro de blanco, tiene en realidad muchas más ventajas y pros que el blanco, y es un signo de modestia, conciencia de sí mismo, una preocupación por el autodesarrollo, la honestidad y el comportamiento sin pretensiones.

Los nativos a los que les gusta el beige probablemente jugarán a lo seguro y se quedarán atrás, harán el trabajo preliminar, harán planes, elaborarán estrategias y aportarán ideas.

Son muy comunicativos y sociables gracias a este color. No importa cuán flexibles y adaptables sean, algunas personas los verán como aburridos, y no hay nada que puedan hacer al respecto.

Trae lo mejor de los dos mundos, en realidad, beige es decir. Del blanco, toma el optimismo, la pureza del ser, el calor eterno y la iluminación espiritual.

El negro le da un atractivo crujiente y realista, una niebla negra, una oscuridad existencial que se rompe poco a poco. Seguro que es un color muy cómodo y relajante, así de claro.

El marfil, por otro lado, otro color beneficioso para los Capricornios, es neutro sobre todo, un color muy equilibrado. Tiene los mismos rasgos que el color blanco, pero es un poco más fácil de aceptar.

Es más cálido, más amable, más tranquilo y agradable. Sobre todo, exuda una elegancia que no se ve en muchos otros colores. Y también es muy precioso, así como el colmillo de elefante está hecho de marfil, todos podemos ver cómo esto se traduciría en riqueza y prosperidad.

 

Deja un comentario