El ambicioso hombre de la cúspide de Aries-Taurus: sus características reveladas

El ambicioso hombre de la cúspide de Aries-Taurus

Los hombres de la cúspide del Aries-Taurus son increíblemente decididos y trabajan ferozmente para lograr sus propias metas y sueños. Con energía y audacia ilimitadas, estas personas se encargan de romper el status quo y destruir cualquier obstáculo en el camino hacia el éxito.

El hombre de la cúspide de Aries-Taurus en pocas palabras:

  • Nacido entre: 17 y 23 de abril;
  • Fortalezas: Estratégico, talentoso y afortunado;
  • Debilidades: Dominativo y restrictivo;
  • Lección de vida: Buscar más experiencias que bienes materiales.

Su comportamiento es bastante admirable

Estos hombres son prácticos e impetuosos, llenos de energía que se enfoca en un punto muy agudo hacia un elemento singular. Sin embargo, deben tener cuidado de no exagerar con el temperamento volcánico porque otras personas podrían no apreciar esto.

Es porque no pueden quedarse callados cuando otros la fastidian, lo que de otra manera hubiera sido un trabajo fácil.

Los hombres de la cúspide de Aries-Taurus no andan por ahí dando vueltas cuando saben lo que tienen que hacer. Dando el golpe de gracia con una velocidad increíble, dan el siguiente paso y no se detienen hasta que están en la cima, destruyendo toda la competencia.

Son masculinos, dominantes, implacables, y bastante admirables porque pueden llevar a un equipo a luchar contra los dioses y salir victoriosos.

Nunca se someterán al orden o a los reglamentos cuando éstos contradigan sus deseos. Lo único que podría detener el avance de estos hombres es su propio conflicto interno, entre el impulsivo y desconsiderado Aries espontáneo, y el pragmático Tauro.

Va a tomar algún tiempo antes de que encuentren la fórmula perfecta para este equilibrio interior, pero una vez que lo hagan, cuidado porque van a ser literalmente imparables.

Estos hombres son buenos analistas que observan los más mínimos detalles y pueden hacer estrategias con dos o tres movimientos por delante, haciendo un plan de juego imbatible. Se dice que la fortuna favorece a los valientes.

Menosprecian a los demás cuando cometen errores porque no la habrían fastidiado en primer lugar. Sin embargo, anhelan la acción, los negocios arriesgados y las situaciones difíciles.

El mundo entero se regocija al ver esta increíble combinación; la naturaleza canta alabanzas a los logros futuros, la energía y el ímpetu llenan las baterías de su progreso hacia adelante.

Los hombres de la cúspide del Aries-Taurus quieren sentirse en control, obtener el estatus que merecen, la posición más alta, no sólo el menos favorecido, y ascenderán sin importar lo que pase.

Es relativamente fácil para ellos sortear todos los obstáculos y aprovechar todas las oportunidades gracias al esfuerzo conjunto de las influencias de los arios y los tauro. No pueden evitar estar seguros y confiados en sus habilidades.

Esto se conoce como la cúspide del poder, y es evidente por qué es así. Son increíblemente contundentes y dominantes, sin dudar ni evitar ningún peligro.

Van directamente a su objetivo sin importar lo que se interponga en el camino. Nada queda sin terminar, y el resultado es a menudo espectacular.

Pueden ser muy apegados y serviciales con sus amigos y allegados, pero no se someterán fácilmente a otras reglas u órdenes provenientes del exterior. Sería mejor que se mantuvieran callados y no hicieran alarde de esa actitud de sabelotodo en público.

 

Deja un comentario