El ambicioso hombre de la cúspide de Leo-Virgo: sus características reveladas

El ambicioso hombre de la cúspide de Leo-Virgo

El hombre de la cúspide de Leo-Virgo tiene muchas cualidades, la mayoría de ellas tienen que ver con su responsabilidad y su naturaleza ambiciosa, una adecuada para una posición de liderazgo. Su visión lógica y racional de la vida hace que siempre sea optimista en cuanto a sus posibilidades de alcanzar sus objetivos.

La autoestima y la certeza personal están aseguradas. Sin embargo, debido al perfeccionismo del Virgo, también puede ser terco y conflictivo, tendiendo a criticar a la gente.

El hombre de la cúspide de Leo-Virgo en pocas palabras:

  • Nacido entre: 19 y 25 de agosto;
  • Fortalezas: Ambiciosa, resuelta y amigable;
  • Debilidades: Distante y duro;
  • Lección de vida: Rodearse de confidentes con los que poder hablar libremente.

Un hombre entre los extremos

Estos hombres pueden ser muy populares entre sus amigos y conocidos debido a la forma diplomática pero firme de hablar, como un retórico o un orador. Es bueno ser generoso y amable, pero a veces se olvidan de cuidarse a sí mismos.

Se puede decir que los hombres de la cúspide de Leo-Virgo tienen una opción que no muchos de nosotros tenemos, la de salir a la calle y ser un extrovertido que se deleita en los juegos sociales, el libertinaje de todas las caras nuevas.

Pueden ser muy ambiciosos y decididos al tomar decisiones profesionales, y mantienen su optimismo natural brillante.

Esto aumenta mucho su productividad y eficiencia, cambiando entre sociable, comunicativo y analíticamente observador.

Introversión versus extroversión, cada una con sus pros y contras. No hay necesidad de que se muestren o incluso traten de actuar con sutileza porque sus habilidades van a ser evidentes cuando empiecen a moverse hacia el éxito, constante pero seguro.

Esa es la cuestión, que se toman mucho tiempo antes de darse cuenta de la clase de potencial que tienen. El primer paso es siempre el más difícil, pero una vez que se logra, el resto es más simple, mucho más simple.

Pueden elegir meditar, vivir por sí mismos, en soledad, como un introvertido. Esta aptitud es muy útil en sus interacciones sociales porque nada puede realmente tocarlos o herirlos.

Sin embargo, deben dejar entrar a otras personas en su espacio privado de vez en cuando, de lo contrario, se va a desarrollar de forma bastante esperada, como un vagabundo solitario exiliado.

El diagrama astrológico es bastante flexible y dinámico en su caso, llevando las cosas al extremo, pasando de la plena influencia de Leo al otro lado, con el Virgo gobernando el espectáculo.

Depende de muchos factores, los planetas que se mueven y esas cosas, pero pueden volverse demasiado introvertidos a veces, quedarse encerrados en sus casas, pensando demasiado y preocupándose inútilmente.

Es un momento en el que la personalidad excitada y súper entusiasta del Leo necesita salir a flote para destrozar toda la tensión y el estado de ánimo depresivo.

Afortunadamente, el hombre de la cúspide de Leo-Virgo sabe demasiado bien que puede exagerar a veces, así que mantiene un nivel de conciencia por si acaso, para recuperar la compostura cuando va demasiado lejos.

Sería una buena idea ejercer un poco de paciencia y consideración, sólo para prestar atención a los sentimientos y emociones de otras personas. Estas cosas importan mucho, ser un buen oyente y alguien en quien se puede confiar.

Además, para que lo sepas, estos hombres están muy preocupados con lo que comen, manteniéndose en forma y saludables. Se disciplinan a sí mismos tanto físicamente a través del ejercicio, pero también intelectualmente a través de la lectura, simples ejercicios mentales.

En las relaciones, pueden ser muy cuidadosos y atentos, dando regalos a sus seres queridos, pero también siendo posesivos y celosos. Realmente depende de su estado de ánimo, pero generalmente son bastante especiales.

 

Deja un comentario