El Aries-Taurus Cusp: Rasgos de personalidad clave

El Aries-Taurus Cusp

Los nativos de la cúspide de Aries-Taurus son muy memorables por los poderes combinados con los que están dotados. Beneficiándose de la influencia tanto de Aries como de Tauro, estas personas están llenas de energía indomable para cumplir su propósito y alcanzar sus objetivos sin importar lo que pase.

Pasión e intensidad, entusiasmo e implacabilidad, la voluntad de luchar contra el mundo entero por sus deseos, aunque altamente agresivos y dominantes, estos son sus rasgos.

La cúspide de Aries-Taurus en resumen:

  • Fortalezas: Atrevido, idealista y responsable;
  • Debilidades: Apurado y distraído;
  • La pareja perfecta: Alguien que es muy maduro y comprensivo;
  • Lección de vida: Estar menos apegado a los bienes materiales.

La gente de la cúspide de Aries-Taurus nunca se dará por vencida en sus ideas, incluso en una discusión que va hacia el sur, y la diplomacia se deja intacta porque la audacia es mejor.

Mucha iniciativa y deseo ardiente

Las personas nacidas en la cúspide de Aries y Tauro, el período entre el 17 y el 23 de abril, son individuos de raro poder demostrativo y potencial.

El suyo es el poder de cambiarlo todo, incluyendo el mundo tal como lo vemos si eso está dentro de su alcance. El estrés no existe en su diccionario y tampoco la pereza hacia algo.

O bien no les gusta o ya lo han logrado a su máxima capacidad. Con influencias tanto de Marte como de Venus, estos nativos están rebosantes de la energía inmortal de la vitalidad, quemándose para cumplir sus objetivos.

La combinación de elementos de Fuego y Tierra, de intensidad fundida y resistencia inmutable, los individuos de la cúspide de Aries-Taurus reúnen lo mejor de ambos mundos.

Cuando empiezan un proyecto, llegan al final con gran éxito y consiguen el resultado más alto posible. No hay un camino intermedio ni una renuncia a mitad de camino.

Si no es por interés y placer, sino por terquedad, lo llevarán a cabo hasta el final, pase lo que pase. No sólo son capaces de llevar a la gente a un nuevo camino de la revolución, sino también de dar consejos útiles.

Sin embargo, prepárese para algunas observaciones directas y honestas que provengan de ellos.

Pueden cuidarse a sí mismos con bastante facilidad y no necesitan la atención de la interferencia de otros para sentirse bien con ellos mismos.

En una reunión social, su entusiasmo y sarcasmo puede iluminar la atmósfera o irritar los espíritus. Depende de lo bueno que sea su humor. Les gusta estar con amigos y allegados, pero también son muy agresivos y no les interesa mantener un enfoque tierno y diplomático.

Otros se molestarán y se sentirán insultados por su enfoque directo y ácido. Si pudieran bajar un poco el tono, ¿quién sabe a qué reinos fríos llegan?

Los nativos de la cúspide de Aries-Taurus, siendo los primeros signos del zodíaco, están dotados de mucha iniciativa y poder ardiente para poner las cosas en marcha, para comenzar y enfurecer al resto del mundo.

Llenos de determinación, confianza en sí mismos y ambición, estos nativos impresionarán y harán que todos se asombren de su potencial y su actitud electrizante.

El magnetismo, una energía cruda que rezuma de ellos probará al mundo que son mejores que la mayoría de los otros y más atractivos.

Son resistentes y pacientes, pero también son feroces y arden en el deseo de hacer pasar el mundo por la espada para lograr sus objetivos.

La gente de la cúspide de Aries-Taurus tiene lo necesario para concentrarse plenamente en sus objetivos y perspectivas de futuro mientras se divierten y exploran el mundo.

Son muy sociables y hacen muchos amigos por su comportamiento, con la mayor fiereza y paciencia.

Son luchadores por la libertad y no quieren otra cosa que que se les dé rienda suelta a sus vidas y elecciones, pero también deberían prestar atención a que esto no fuerce sus relaciones con sus allegados. Bueno, mientras no les pidas que se inclinen ante ti y renuncien a sus principios, todo está bien.

Los individuos de la cúspide del Aries-Taurus son muy ambiciosos y perseverantes, tanto de hecho que nada puede interponerse en su camino, ni las montañas más altas ni los abismos más profundos.

La competencia es sólo un incentivo para que mejoren su juego y se esfuercen más, y ni siquiera el trabajo en equipo disminuye su entusiasmo. Lo que sea que se les presente, sólo los hará más fuertes.

No pueden dejar las cosas sin terminar o empezar un proyecto y abandonarlo. Estos nativos también prefieren hacer las cosas a su manera y no depender de nadie más porque la confianza es difícil de ganar en su opinión.

También es de gran importancia quién de las dos influencias astrológicas domina el juego, el Aries o el Tauro. Dependiendo de esto, estas personas pueden ser más espontáneas y volcánicas o rebosantes de paciencia y diplomacia.

Pueden ser muy generosos y amables con sus amigos y los que se lo merecen. Sin embargo, si los molestan o hacen algo, se retractarán de toda esa benevolencia en una fracción de segundo, en lugar de venir con indiferencia y frialdad, incluso agresividad.

Lo peor que podrías hacerles es atacar su ego y exigirles que renuncien a sus principios y admitan sus errores. Eso es exagerado y vas a sentir lástima por el resto del tiempo.

A pesar de todo esto, se esfuerzan por alcanzar un equilibrio, controlar sus impulsos y saber qué enfoque utilizar. Más aún, serán una especie de ancla y amplificador para todos aquellos que requieran energía.

Parejas afectuosas

Los amantes de la cúspide del Aries-Taurus saben exactamente lo que quieren gracias a la mentalidad firme de los Tauro, mientras que también son lo suficientemente atrevidos y decididos para ir a matar sin dudarlo. Esto viene de la influencia de Aries.

Aceptarán todas sus emociones y vulnerabilidades, y además, las usarán para fortalecerse.

Románticamente, no tienen problemas para hacer el primer movimiento e iniciar el contacto. Quienquiera que atraiga su atención mejor que esté preparado porque no se andan con rodeos.

Es un problema que a menudo se sienten atraídos por personas que no están dispuestas o que son tomadas para que puedan sufrir de amor no correspondido.

Lo bueno es que son muy divertidos y aventureros, es emocionante tenerlos cerca y no nos olvidemos de su devoción y afecto una vez que se ha establecido una relación.

Va a pasar un tiempo antes de que piensen en sellar el trato y establecerse con su pareja. Esto sucede porque tienen muchos asuntos pendientes por hacer, y su independencia hace que la sangre hierva, haciendo difícil permanecer en un lugar por mucho tiempo.

Sin embargo, una vez que decidan establecer una familia, eso se convertirá en su más preciado objetivo, y harán cualquier cosa para protegerlos.

Trabajadores y resistentes al estrés, los nativos de la cúspide del Aries-Taurus harán lo necesario para que todo salga bien.

 

Deja un comentario