El Cáncer-Leo Cusp: Rasgos de personalidad clave

El Cáncer-Leo Cusp

La personalidad de la cúspide de Cáncer-Leo es realmente difícil de entender y una compleja combinación astrológica. Reúne dos energías únicas y bastante opuestas, la sensible y emocionalmente vulnerable Cáncer, más la extrovertida e increíblemente audaz Leo.

Uno tratará de ocultar sus sentimientos para no ser herido por otros, mientras que también tratará de desarrollar y profundizar sus relaciones sociales. El otro se ensuciará, se lucirá y hará todo lo posible para causar estragos dondequiera que vaya, yendo de foco en foco.

La cúspide de Cancer-Leo en resumen:

  • Fortalezas: Analítico, eficiente y sociable;
  • Debilidades: Malhumorado y controlador;
  • La pareja perfecta: Alguien que es honesto y vive con integridad;
  • Lección de vida: Abrazar los cambios positivos en la vida y ser menos reacio a los riesgos.

Esta cúspide es cualquier cosa menos inesperada, poco ortodoxa y poco convencional. Nadie puede predecir lo que estos nativos harán.

Nadie se rinde ni siquiera cuando se le confronta

Las personas nacidas en el crepúsculo de Cáncer y el amanecer de Leo, el período entre el 19 y el 25 de julio, son excepcionalmente versátiles y ágiles en lo que se refiere a sus personalidades. O bien logran sus objetivos con un éxito rotundo o se sienten completamente inútiles.

Ser influenciado por dos conjuntos de energías únicas y poderosas puede ser tanto una bendición como una maldición para estos nativos. Por un lado, la receptividad emocional del Cáncer puede hacerlos entender y sentir verdaderamente por otras personas de una manera que nadie puede corresponder.

La energía ardiente de los Leo les da audacia y el poder de expresión, el sentido de la iniciativa. Aprender a diferenciar y utilizar estas influencias indistintamente será el objetivo aquí.

El signo de Cáncer está gobernado por la Luna, y por lo tanto es un signo fluctuante, uno de angustia emocional nocturna, mientras que Leo está gobernado por el Sol, un signo fijo y orgulloso que se mantendrá firme en su posición sin importar qué, un signo de luz diurna.

La cúspide está representada por la unidad de estas dos influencias, una de gracia femenina, sensibilidad y grandes poderes de comprensión, la otra una fuertemente masculina, llena de agresividad, espíritu combativo y dramatismo.

Los nativos de la cúspide de Cáncer-Leo tienen dos personalidades que compiten por el control dentro de ellos, y quien derrota al otro consigue dictar su comportamiento en el mundo. Su responsabilidad es equilibrar las cosas.

Será el trabajo más difícil crear un equilibrio interno entre estas dos influencias, y este será el mayor desafío que enfrentarán.

Tienen que tratar de combinar la bondad, generosidad y sensibilidad hacia los demás con la audacia, la audacia y la confianza en sí mismos para tener éxito.

Sólo así recibirán el reconocimiento que merecen y lograrán la realización que tanto han deseado.

Los amigos y la familia acudirán a ellos constantemente en busca de consejos y palabras de buena fortuna, pero tienen la oportunidad de cambiar mucho más que los destinos individuales, el mundo por ejemplo.

La situación se puede fastidiar muy rápido y muy mal si no tienen cuidado con las posibles sobrecargas de energía. Una de dos cosas puede suceder. O bien se vuelven demasiado sensibles y vulnerables, siendo demasiado receptivos a cualquier cosa negativa, o se vuelven demasiado dramáticos, distantes, con una actitud brusca que muestra falta de atención.

El estado de ánimo debe estar exactamente en medio de esos dos para que se alcance un estilo de vida equilibrado. Sin embargo, una cosa es común a ambos signos, y es que odian ser criticados y demostrar que están equivocados. Hagan eso y responderán con toda la fuerza.

En primer lugar, esta cúspide de Cáncer-Leo no es para rendirse, incluso cuando se enfrentan a la más desafortunada de las probabilidades o los riesgos más peligrosos que hay. Si el objetivo se establece desde el principio, tienen la confianza suficiente para llevarlo a un final sin parar.

Además, nunca superarán el hecho de que usted desalentó o insultó sus ideas. En general, ayudarán y mostrarán amabilidad a quien lo necesite y no se diferenciarán en absoluto.

La oscilación entre los poderes emocionales espirituales e intuitivos de la Luna y la interminable vitalidad del ser del Sol y su ardiente entusiasmo marca la cúspide de Cáncer-Leo. Podría ser una combinación extremadamente prolífica y eficiente, una que aspira a alcanzar los cielos, si el enfoque es enteramente en los aspectos positivos, sin ninguna fuga exagerada.

Estos nativos son amigos solidarios y amantes leales que no se detendrán ante nada si el bienestar de sus allegados está en juego. Además, también pueden venir con grandes y profundas ideas después de una sesión de meditación, así que también está eso.

Una vez más, gracias a esta cúspide, su perspectiva es bastante equilibrada y templada, no demasiado optimista y por lo tanto ingenua, pero tampoco pesimista y depresiva. Justo en el medio, realista y pragmática, pero también tendiendo hacia un espíritu visionario.

Los individuos de la cúspide de Cáncer-Leo son ambiciosos y reflexivos en sus acciones, responsables y motivados para tener éxito y desarrollar su posición en el mundo.

La esencia es que estos nativos tienen tanto las habilidades, la fuerza de voluntad y la apertura mental para aprovechar su potencial y lograr los resultados más altos posibles.

Nadie es mejor en el juego del amor que ellos

Los nativos de la cúspide de Cáncer-Leo son personas complejas a las que hay que acercarse con paciencia, comprensión y optimismo.

Sus estados de ánimo cambiarán según las estaciones, el tiempo y la velocidad del viento. Pero, la mayoría de las veces, están muy en sintonía con sus emociones internas, además de ser entretenidos y encantadores con otras personas.

Por supuesto, querrán estar en el punto de mira, para atraer la atención de todos los que les rodean, pero también preferirán pasar algún tiempo en privado con su ser querido. Una de las mejores cosas de ellos es que aceptan y usan su profundidad emocional de una manera que no mucha gente es capaz de hacer.

Sin embargo, la bendición puede convertirse en una maldición en una fracción de segundo. Aunque sean sensibles y manifiesten emociones fuertes, pasar por encima de la cima con celos, posesividad y espectáculos dramáticos puede suceder muy rápido. La verdad es que nunca hay un día aburrido con ellos alrededor.

Cuando se vuelvan demasiado egocéntricos y distantes, actúa normalmente y no empieces a criticarlos. Pasará bastante rápido, así que no tiene sentido preocuparse.

Románticamente, nadie es mejor en el juego del amor que ellos, y esto incluye muchos rasgos, no sólo la capacidad de amar. Pueden ser extremadamente devotos y leales, pero también inesperados y poco convencionales.

La creatividad es también uno de sus puntos fuertes. Si se logra un equilibrio, las personas de la cúspide de Cancer-Leo pueden ser las parejas más cariñosas, entretenidas y afectuosas que existen.

Sólo tienes que ser paciente, entender su personalidad versátil, y aceptar su amor incondicional sin comprobar sus defectos.

 

Deja un comentario