El confiado hombre de la cúspide de Capricornio-Acuario: Sus características reveladas

El confiado hombre de la cúspide de Capricornio-Acuario

Los hombres de la cúspide de Capricornio-Acuario son generalmente individuos fríos en el exterior, aparentemente tranquilos y pacientes hasta que realmente consigues averiguar lo que están pensando.

Su mundo interior es todo menos tranquilo. Es más bien una tormenta en el mar, torbellinos y vórtices locos que lo destrozan todo. Muchas ideas convergen en una sola mente, donde tienen que analizar todas y cada una, concentrarse en algunas de ellas y ponerlas en práctica.

El hombre de la cúspide de Capricornio-Acuario en pocas palabras:

  • Nacido entre: 16 y 23 de enero;
  • Fortalezas: No convencional, analítico y espontáneo;
  • Debilidades: Dogmático y obsesivo;
  • Lección de vida: Centrarse más en la creación de recuerdos encantadores.

Un excéntrico idealista

Puedes decir cualquier cosa sobre el hombre de Capricornio-Acuario pero no que es aburrido y aburrido. Es literalmente uno de los nativos más entusiastas y coloridos que hay.

Siempre está pensando en qué hacer a continuación, en qué aventura seguir, y siempre ve el mundo bajo una luz muy diferente a la de los demás.

Su mundo interior está poblado por representaciones idealistas de él, sus deseos y motivaciones, y puede que prefiera vivir en ese mundo que en el real.

Esta imaginación y su creatividad sólo pueden florecer si se les da el tiempo suficiente y las herramientas necesarias para desarrollarse. Es por eso que apreciarán enormemente a alguien que consiga esto.

Este espíritu poco convencional y excéntrico de ellos va más allá, en que nada puede realmente detenerlos de lograr sus sueños. Incluso prosperan en entornos competitivos donde tienen que adaptarse o morir.

Y con todo su potencial, llegar a la cima es el menor logro. Puliendo continuamente sus habilidades y enriqueciendo su acervo de conocimientos, estos hombres pueden ser muy ambiciosos y perseverantes una vez que tienen una buena causa por la que luchar.

Los desafíos son vistos como oportunidades para desarrollarse, para ser superior, y los errores son para aprender de ellos.

Esta cúspide también es conocida como la del misterio y la imaginación, la destreza intuitiva y la creatividad. Así, el hombre de la cúspide de Capricornio-Acuario es amable y generoso con aquellos que considera dignos, curiosos y escépticos, tranquilos, y muy ambiciosos acerca de sus ideas progresistas.

También puede rebelarse contra el status quo si su camino lleva a otro lugar, pero se desilusionará y se entristecerá si fracasa en el camino.

Analítico y versátil, este nativo logra combinar la espontaneidad e impulsividad del signo de Acuario con la calma acuática de Capricornio, lo que lleva a una unión de fuerzas.

Les puede resultar muy difícil mantenerse en contacto con la gente, y esto mata su relación social lentamente, aunque su intuición y percepción serían de gran ayuda en este asunto.

Sin embargo, son muy entretenidos y divertidos de tener alrededor, siempre vienen con ideas geniales que simplemente hacen volar la mente de todos.

No se andarán con rodeos y se ofrecerán como voluntarios para iniciar un curso de acción, para ayudar a otros, para trabajar por el mejoramiento de la sociedad y su desarrollo. No les gusta cuando los demás no hacen nada para devolver lo que se les ha dado, y sólo viven del trabajo de los demás.

 

Deja un comentario