El confiado hombre de la cúspide de Piscis-Aries: Sus características reveladas

El confiado hombre de la cúspide de Piscis-Aries

Los hombres de la cúspide de Piscis-Aries están perfectamente divididos entre las características dominantes de estos dos signos astrológicos.

Pueden ser espontáneos, agresivos e impulsivos cuando la situación lo requiere, pero también pacientes, tranquilos e incluso sensibles la mayoría de las veces.

El hombre de la cúspide de Piscis-Aries en pocas palabras:

  • Nacido entre: 17 y 23 de marzo;
  • Fortalezas: Confiado, directo e intuitivo;
  • Debilidades: Malhumorado y distraído;
  • Lección de vida: Hacer algo con lo que te apasiona.

Tiene muchas cualidades

El Piscis es el idealista soñador del zodíaco, y el Aries el obstinado conquistador que no se detiene ante nada para lograr sus objetivos, por lo que estos nativos de la cúspide están empujando los límites del entendimiento. Alcanzarán su potencial mientras llevan a otros a hacer lo mismo.

Estos hombres tienen un comienzo lento pero, considerando sus energías equilibradas provenientes de dos signos completamente diferentes, desnudarán sus colmillos ante cualquier enemigo que se acerque y destruirán cualquier desafío que se les presente.

Con una confianza inquebrantable y una actitud directa, tratan de pasar por la vida sin enredarse en asuntos emocionales.

Sin embargo, Piscis tiene algo que decir en este asunto. La sensibilidad y las vulnerabilidades emocionales hacen que el camino esté lleno de decepciones y eventos dolorosos.

El hecho de que entienda las emociones y motivaciones es de gran ayuda porque tiene muchas más oportunidades y soluciones que otros.

Esta intuición y profunda destreza espiritual es inimaginablemente eficiente y poderosa cuando se combina con el tono agresivo de su educación aria.

Podía ser un gran vendedor, capaz de persuadir y manipular rápidamente el corazón de los clientes. Si no funciona con empatía y emociones, entonces apelará a la razón, la audacia y la convicción directa.

El hombre de la cúspide de Piscis-Aries tiene muchas cualidades que lo harían un gran líder por encima de los demás. Sin embargo, a estos rasgos positivos, también está el abismo donde están los defectos.

Esta oscuridad representa los desbordamientos emocionales innatos a la parte de Piscis de él. Cuanto más se basa en la aceptación emocional y el valor sentimental, más vulnerable se vuelve.

¿Vulnerable a qué? A ser herido y decepcionado por el más mínimo error o mal que se les haga.

Pon esto junto con la inestabilidad emocional específica de Aries, su impulsividad natural, y básicamente tienes todo lo necesario para el caos, puro y simple.

Es realmente una cuestión de suerte y oportunidad para que él pueda llegar a la cima o cumplir sus sueños con todos estos peligros incluidos. La cosa es que es demasiado ingenuo y se toma todo al pie de la letra, dejando que todas las cosas malas del mundo le afecten.

Por lo general, tomamos esos estímulos exteriores y elegimos los que nos gustan o los que nos interesan. Si percibiéramos todo con igual importancia, sólo habría caos y sentimientos encontrados.

Los eventos negativos se darán por sentados, agotando su resistencia y energía, conduciendo a la depresión, y eso es porque los asocia con reflejos de sí mismo.

Éxito o ruina, victoria o derrota, depresión o felicidad, el hombre de la cúspide de Piscis-Aries vive todo esto basado en la imagen mental en la que se centra.

Es realmente una cuestión de auto-reflexión, auto-disciplina y auto-control, y aunque es imposible controlar las emociones de uno, puede manejarlas de acuerdo con la razón y la lógica, con el auto-habla.

La felicidad y la realización están sólo a un paso si sólo puede aprender a construir un circuito constructivo de retroalimentación positiva centrada en las cosas positivas.

 

Deja un comentario