El fuerte hombre de la cúspide de Tauro-Géminis: Sus características reveladas

El fuerte hombre de la cúspide de Tauro-Géminis

Los hombres de la cúspide de Tauro-Géminis son decididos, de fuerte voluntad y ambiciosos, así como mentalmente ágiles, inteligentes y curiosos sin fin.

Nada detiene su avance porque hacen uso de técnicas innovadoras para alcanzar sus objetivos. La resistencia será un problema porque no importa cuánta energía tengan, se agotará en cuestión de segundos con todo el correteo.

El hombre de la cúspide de Tauro-Géminis en pocas palabras:

  • Nacido entre: 17 y 23 de mayo;
  • Fortalezas: Observador y práctico;
  • Debilidades: Implacable y oportunista;
  • Lección de vida: No evitar tomar medidas por miedo al fracaso.

El pico del éxito es suyo

Las influencias de Tauro y Géminis hacen una combinación increíble. Estos nativos son adaptables, versátiles y extremadamente centrados en la situación en cuestión.

En una relación, el hombre de la cúspide de Tauro-Géminis es comprensivo y tolerante a tal grado que no se molestará o se enfadará por los errores de su pareja porque es consciente de que podría haber hecho lo mismo.

Está en la naturaleza del hombre dudar un poco y equivocarse en el lado seguro. Sin embargo, quiere que todos lo vigilen, que lo vean progresar y desarrollarse, dar grandes pasos hacia el éxito.

En general, este hombre es el líder, el jefe de la operación, el que opera detrás de la escena, ya que maneja la situación financiera y planea los problemas futuros.

Además, puede ser uno de los mejores padres que hay, responsable y cariñoso, con principios y dispuesto a sacrificar sus necesidades por las de sus hijos.

Con toda esa energía y planes visionarios con propósito a la vista, no hay nada que pueda detener a los nativos de la cúspide de Tauro-Géminis de cumplir con sus objetivos profesionales, ya sea en la administración o el comercio o incluso como autónomos, viendo lo imaginativos que son.

La cima del éxito es suya si sólo hacen uso de esas habilidades arraigadas en lo profundo de su ser, e incluso si no hay nadie que apoye o revele las oportunidades, estarán lo suficientemente entusiasmados para descubrir las cosas.

Se sienten bien sabiendo que son los ganadores, que la victoria es suya y que nadie puede estar a su nivel. La dominación y la supremacía son objetivos en sí mismos.

Esto no significa que pisarán las cabezas de otras personas, aplastando sus sueños, para que los suyos se hagan realidad. Significa que se regocijarán y encontrarán una victoria muy atractiva y suculenta.

Lo que es milagroso y verdaderamente asombroso acerca de los hombres de la cúspide de Tauro-Géminis es que su naturaleza espontánea e impulsiva viene muy naturalmente, al igual que otra etapa, una fluida.

Todos pueden aprender a amarlos y apreciarlos de inmediato por todas las cosas divertidas que dicen y hacen. Es muy raro planear cosas como cuándo ser espontáneo, pero lo hacen.

Su motivación es lo suficientemente buena para ellos, pero el mundo tiene una cierta forma de disminuir el valor de su camino. Lo que importa es la luz al final del túnel, cómo los hombres de la cúspide de Tauro-Géminis ven el éxito, lo que realmente hace que su sangre fluya.

Tienen suficiente energía y resistencia para durar bastante tiempo a plena potencia. Saben que las acciones importan más que las palabras, y el mundo sólo recordará a aquellos que han cambiado el mundo, aquellos con increíbles contribuciones.

Su ventaja es que pueden concentrarse realmente en el asunto en cuestión, sin dejar que nada disperse su concentración.

 

Deja un comentario