La Cúspide de Acuario-Piscis: Rasgos de personalidad clave

La Cúspide de Acuario-Piscis

Los nativos de la cúspide de Acuario-Piscisas son únicos en el sentido de que están especialmente sintonizados con un sentido artístico especial, con el mundo espiritual, y con un mundo de ensueño del que obtienen sus ideas.

Estas personas no tienen ningún tipo de limitaciones u obstáculos sociales cuando se trata de satisfacer sus propios deseos y anhelos. Sin embargo, también tienden a ser un poco testarudos y olvidadizos de sus propias responsabilidades e incluso de sus propios amigos y familiares.

La cúspide de Acuario-Pisces en resumen:

  • Fortalezas: Talentoso, encantador y altruista;
  • Debilidades: Rebelde e irresponsable;
  • La pareja perfecta: Alguien que respete tu independencia;
  • Lección de vida: Perdona y evita guardar rencores.

Tienen una actitud abierta

Las personas nacidas en el atardecer de Acuario y el amanecer de Piscis, el período de tiempo entre el 15 y el 21 de febrero, son individuos de raros poderes intuitivos y profundidad sensible.

Influenciados tanto por Neptuno como por Urano, los nativos de la cúspide de Acuario-Piscisas son grandes soñadores y tienen sus mentes enfocadas en grandes causas, del tipo que cambiará el mundo, nada menos.

Es realmente afortunado que uno de los dos sea un signo fijo, trayendo así un poco más de determinación, confianza e implacabilidad a la mezcla.

De lo contrario, sólo habría sido un torbellino de ideas y sueños locos, una construcción muy débil en el mejor de los casos. En cualquier caso, pueden ser muy indecisos y fáciles de influenciar muchas veces.

La forma en que estos nativos están construidos, es realmente sorprendente cómo siguen vivos y coleando. Los detalles prácticos de la vida diaria son realmente jeroglíficos para ellos, cosas como la planificación de futuras inversiones o la lista de la compra común, les resulta muy difícil envolver sus mentes en ellos.

Es más, normalmente evitan entrar en debates y enfrentamientos cara a cara porque son muy conscientes de cómo pueden resultar heridos por alguien que diga algunas estupideces en el momento equivocado. Es bueno que estas personas sean muy imaginativas e intuitivas.

Está claro que esta cúspide está marcada por una actitud abierta, una cierta mentalidad expansiva que la mayoría de la gente no entiende. Esto es también lo que permite que sus semillas creativas broten tan pronto como lo hacen.

Aunque tienen gustos excéntricos que la mayoría de la gente clasificaría como comportamiento esnob, esto es sólo una forma de originalidad y no sólo una pretensión.

Esta cúspide también se llama la de la revolución simplemente porque estas personas están decididas y dispuestas a llevar al mundo hacia un nuevo nivel de existencia. Uno basado en sus principios superiores de esteticismo y destreza espiritual.

Sin embargo, por mucho que se esfuercen por alcanzar este objetivo, sigue siendo esencial mantener un cierto grado de libre albedrío e independencia.

De lo contrario, todo esto sería en vano. Hay muchas cosas que pasan por la mente de estos nativos, pero si pueden alcanzar su potencial, eliminar las vulnerabilidades y hacer hincapié en las ventajas, eso depende totalmente de ellos.

Las personas de la cúspide de Acuario-Piscisas son especialmente empáticas e intuitivas con los sentimientos y emociones de los que les rodean. Es simplemente un rasgo que les ayuda en sus interacciones sociales, y no algo que los frene.

Por el contrario, personalmente, son bastante firmes y en control de sus emociones, capaces de discernir lo que es importante y lo que no, cómo abordar la mayoría de las situaciones.

En cambio, es una forma de humanitarismo, de altruismo general que se extiende a más que a sus amigos y familiares. Todos se sentirán atraídos por ellos por esta misma razón, pero se olvida una cosa, que a menudo omiten cuidarse a sí mismos.

Los nativos de la cúspide de Acuario-Piscisas prefieren vivir en su propio mundo de sueños donde pueden pensar en las cosas más locas en paz. Nadie los molestará allí.

Por eso no suelen interactuar tanto con la gente ni se esfuerzan tanto en hacer amigos. Es mucho más sencillo y entretenido disfrutar del silencio y la riqueza de sus mundos internos.

En general, sus amigos los miran como curanderos, en cierto sentido, porque su energía fresca y refrescante, los hilos multicolores de la imaginación afectarán a quien se quede cerca de ellos.

Estas personas pueden ser uno de los nativos más perezosos y con la cabeza al aire que hay, a pesar de toda la proeza visionaria que alimenta su determinación y sus ambiciosos objetivos.

Si lo piensas, no es una gran sorpresa. No pueden entender completamente todas las ideas que se les ocurren, la multitud de conceptos profundos y profundos.

Lo que más importa es que son capaces de percibir intuitivamente las emociones y sentimientos internos de otras personas.

Un amante poco convencional

Cuando el Acuario y los Piscis combinan sus fuerzas, el resultado sólo puede ser brillante. Imagina que el astuto y excéntrico camaleón social del zodíaco se empareja con el idealista, adorable y visionario eterno errante.

Estos nativos de la cúspide de Acuario-Piscisas serán románticos, y sí, tratarán de hacer a su pareja la más feliz del mundo entero. Nadie puede negar su naturaleza amorosa y afectuosa.

La profunda energía etérea de estas personas es tan profunda que sólo un socio realista y pragmático podría esperar mantenerlos anclados en el presente, en este momento, sin que vuelen hacia el amanecer.

Poco convencionales y propensos a descartar cualquier regulación en pos de sus objetivos, estos nativos son los más comprensivos que hay.

Sólo tienes que ser paciente e intuitivo para notar que los amantes de las cúspides de Acuario-Piscis no son en realidad intencionadamente fríos e indiferentes, sino que están desplazados de esta realidad.

Viven en su propio mundo, y tienes que entender que sólo mezclando tu imaginación con la de ellos, podrías llegar a ellos en el verdadero sentido de la palabra.

Enamorarse puede ser la primera etapa de una espléndida historia de amor, pero para ellos es el comienzo de un verdadero cuento de hadas.

Pueden ser extremadamente románticos y sensibles, esperando fundirse realmente en el amor y el sentido de pertenencia, para convertirse en uno con la pareja.

 

Deja un comentario