La Cúspide de Escorpio-Sagitario: Rasgos de personalidad clave

La Cúspide de Escorpio-Sagitario

Los nativos de la cúspide de Escorpio-Sagitario son conocidos por su actitud agresiva y energética. Impulsivos y espontáneos, son los verdaderos individuos del zodíaco orientados a la acción, que siguen sus sueños sin importar los obstáculos del camino.

De hecho, dividirán los mares y escalarán las montañas si es necesario. Son directos y francos, pero no hay nada de que preocuparse porque también son rebeldes y están muy fijos en sus creencias.

La cúspide de Escorpio-Sagitario en resumen:

  • Fortalezas: Encantador, versátil y ambicioso;
  • Debilidades: Rebelde y manipulador;
  • La pareja perfecta: Alguien con un gran sentido del humor;
  • Lección de vida: No dejar que los miedos te detengan.

Una personalidad afectuosa

Las personas entre el 18 y el 24 de noviembre, en la cúspide de Escorpio-Sagitario, son individuos de gran intensidad y pasión. No encontrarás a alguien con más iniciativa y energía o individuos que defiendan sus puntos de vista más implacablemente que ellos.

Plutón, respectivamente Júpiter, sus planetas gobernantes les dan rasgos verdaderamente alucinantes, el de la autoconciencia, la autoestima y el optimismo visionario que llevó a tanta gente a grandes descubrimientos.

Esta es la chispa que lleva a un gran cambio de perspectiva, el llamado efecto mariposa que lleva a un huracán de proporciones épicas que cambia el mundo. Son el epicentro de todo esto.

Pueden alcanzar alturas inimaginables con sus fuerzas y todo el conocimiento acumulado a lo largo del tiempo.

Sin embargo, el espectro completo de las emociones que los animan es también profundo y profundo, por lo que deben aprender a controlar mejor estos impulsos.

Aunque pueden ser muy molestos e irritantes por estar deprimidos todo el tiempo, la apatía y la perspectiva monótona de la vida, ya sabes que los nativos de la cúspide de Escorpio-Sagitario valen todo el tiempo del mundo.

Después de este período de tedio y depresión, vendrán tiempos emocionantes. Pueden ver y entender las motivaciones de todos como la palma de su mano, así que espera que te sorprendan constantemente con las cosas que más te gustan.

Cariñosos y atentos con otras personas, tienen una naturaleza muy generosa y humanitaria.

La cúspide de la revolución, ese es el nombre de esta combinación. Se llama así porque reúne a dos nativos igualmente dinámicos y poco convencionales que prefieren destruir el status quo que vivir una vida llena de restricciones y caminos insatisfechos.

Son muy inspiradores y apasionados en todo lo que hacen, y esto obviamente trae mucha gente a su alrededor, cada uno buscando su propio camino hacia la felicidad.

Al final, el aguafiestas está representada por las inhibiciones y restricciones que la sociedad suele imponer a sus ciudadanos. No aceptarán, y esto debe repetirse, no aceptarán ser atados por nada.

Las personas nacidas en el crepúsculo de Escorpio y el amanecer de Sagitario son individuos con tanto poder y energía a su alcance que literalmente barrerán el mundo entero, lo destrozarán, lo reformarán de sus cenizas y comenzarán todo de nuevo.

Dondequiera que veas a alguien en el centro de atención, hablando de cómo el mundo necesita ser cambiado, con ideas locas pero innovadoras y progresistas, debes saber que lo más probable es que sea un nativo de la cúspide de Escorpio-Sagitario.

Aunque la mayoría de la gente no ve de dónde vienen, estos nativos siguen muy decididos a aferrarse a sus principios e ideas. No se les puede inervar fácilmente porque lo han visto y experimentado todo.

Qué hacer en la vida, cómo averiguar cuál es exactamente el camino que uno debe seguir, son preguntas que todos tienen problemas para responder. Pero no ellas. Tienen un claro propósito en mente, una clara visión de cómo será su futuro.

Con determinación y ambición, querrán cumplirlo al pie de la letra. Y con la energía que les da su composición astrológica, la resistencia ya no será un problema. Además, pueden ser muy entretenidos y saber cómo divertirse también, si se piensa que son los trabajadores más serios.

El deseo ardiente y el ímpetu volcánico pueden hacer que sean impulsivos, especialmente si otras personas se interponen en su camino, pero tienen la fuerza para ser frescos y esperar pacientemente también.

Un amante con pocas inhibiciones

Hay algunas contradicciones y problemas que aparecen cuando estas dos personalidades tratan de combinarse en un amante.

Es difícil lograr una asociación armoniosa, especialmente cuando pensamos que el Escorpión tiende a ser rígido y fijo en su perspectiva, mientras que el Sagitario prefiere correr enloquecido, el aventurero del zodíaco.

En definitiva, una buena relación para ellos es aquella en la que la honestidad, la lealtad y la independencia son los tres principios más importantes. Además, aman a las parejas intensas que tienen pasatiempos que quieren seguir.

Les va bien con los socios que tienen la misma mentalidad y creen en las mismas cosas, siguen los mismos principios al llevar a cabo sus negocios diarios.

Esto significa que apreciarán, amarán y admirarán si sus amantes no son rutinarios, apáticos o superficiales.

En las relaciones, esto puede jugar el papel de una hoja de doble filo, tomando la forma de celos y un instinto posesivo.

Claro, pueden ser afectuosos y comprensivos en general, pero hay momentos de discordia y conflicto cuando simplemente explotan.

Sin embargo, son muy conscientes y perspicaces, por lo que normalmente pueden alejarse de los problemas desastrosos.

Los amantes de la cúspide de Escorpio-Sagitario son muy divertidos y completos, aunque a veces un poco demasiado emocionales, pero tienen una determinación inmutable cuando se trata de objetivos y convicciones personales. Por eso su amor es muy honesto y directo, puro y sin fuegos artificiales efusivos.

Por una vez, se comportan de forma muy natural y su falta de inhibiciones hace que sean nativos muy divertidos a los que cualquiera puede aprender a amar y apreciar.

Pueden ser muy juguetones e infantiles cuando son bien recibidos. Además, una de las mejores cosas de estas personas es la inquebrantable convicción y determinación que da vida a todas sus acciones, proyectos y cursos de acción.

No están dispuestos a renunciar o abandonar algo una vez que lo han comenzado, y esto incluye una relación.

Además, por más curiosos y fascinados por el mundo que estén, no es una gran sorpresa descubrir que los nativos de la cúspide de Escorpio-Sagitario están entre los socios más conocedores del zodíaco. Son muy honestos y no endulzan sus palabras, así que cuidado con eso.

 

Deja un comentario