La Cúspide del Cáncer Géminis: Rasgos de personalidad clave

La Cúspide del Cáncer Géminis

Los nativos de la cúspide del Géminis-Cáncer son la cima idealista de lo que alguien puede ser. De todas las cúspides astrológicas, son los soñadores, los que no pueden aceptar que sus sueños sean destruidos o que se demuestre que están equivocados.

Todo el tiempo con la cabeza en las nubes y planeando la próxima fantástica aventura de cuento de hadas, estos nativos son en realidad bastante eficientes y productivos, sin embargo. Para ellos, es simple.

La cúspide del Géminis-Cáncer en resumen:

  • Fortalezas: Empático, valiente y bondadoso;
  • Debilidades: Obstinado y distraído;
  • La pareja perfecta: Alguien que es muy consciente de su identidad personal;
  • Lección de vida: Para nutrir las amistades cercanas a través de la vida.

O se preocupan por algo y ponen todo su esfuerzo e interés o no les importa ni les importará lo más mínimo lo que pase. Cuando las cosas van mal, pueden desilusionarse fácilmente.

Su optimismo y actitud alegre trae lo mejor de cada uno

Las personas nacidas en el crepúsculo de Géminis y el amanecer de Cáncer, el período entre el 18 y el 24 de junio, son un tipo especial de diversión, juguetón e infantil y también emocionante de tener alrededor.

Pueden hacer amigos muy rápidamente y estas relaciones durarán mucho tiempo gracias a su enfoque firme y generoso, dado por Mercurio y la Luna.

Curiosos, sensibles y empáticos con la situación de los demás, los individuos de la cúspide de Géminis-Cáncer pueden ser las personas más generosas y amadas del mundo.

En lo que se metan y sin importar en qué confíen sus amigos, sabrán qué hacer y cómo comportarse para ser solidarios, sensibles y comprensivos.

Por eso la mayoría de la gente confía mucho en ellos y elige pedir consejo de vez en cuando. Compartir sus emociones y sentimientos es un poco más difícil.

Nacer justo entre el final y el principio de dos cantos astrológicos les confiere el doble de potencial y fuerza, pero también muchas debilidades y vulnerabilidades. Son un poco inestables en el aspecto emocional y bastante malhumorados a veces.

Mirando lo que da cada signo, podemos concluir que la cúspide de Géminis-Cáncer, también conocida como la cúspide de la magia, es especial.

Mercurio hace a Géminis inteligente, rápido en sus pies y ágil mentalmente, mientras que la Luna le da al lado de Cáncer sensibilidad y receptividad emocional.

Por lo tanto, todos podemos esperar que estos nativos sean románticos y cariñosos, los más románticos que hay. Aunque por fuera parezcan fríos y serios, lo que sienten por dentro sólo puede describirse como ilimitado y profundo. No se abstendrán de hacer los gestos y confesiones más románticas a los que aman.

Aunque han aprendido a arreglárselas con sus propios poderes y a no depender de otras personas, estos nativos de la cúspide del Géminis-Cáncer también están muy necesitados y nada les gustaría más que tener un amante en quien confiar.

Conoces el sentido de pertenencia característico de cualquier relación, quieren conseguir eso y más. Su optimismo y actitud alegre trae lo mejor de todos a su alrededor, e incluso las situaciones tristes y desanimadas parecen ser menos sombrías con estos nativos de allí.

Sociables, comunicativos y empáticos hasta el extremo, les encanta ayudar y nutrir a otras personas, curar sus heridas y estar ahí como un apoyo emocional.

La cúspide del Cáncer Géminis la gente sabe mucho sobre las emociones, la forma en que funciona la psique y cómo la mayoría de los individuos se ocupan de los asuntos emocionales. Es por eso que sus amigos confían en ellos.

Sin embargo, les cuesta hablar de sus propios problemas y sentimientos, a menudo ignorándolos por completo. Deberían aprender a abrirse, a tener una mente más abierta y enfrentarse a sus problemas más a menudo.

Sería extremadamente beneficioso para ellos, hablar con alguien sobre lo que están pasando, y no sólo aislarse en una habitación propia.

Una cosa que hay que recordar de estos nativos es que nada pasa desapercibido, y las pequeñas cosas les importan mucho.

Así que, si crees que no se han dado cuenta de que un día no les llevaste el café, estás totalmente equivocado. Lo hicieron y probablemente se preguntan por qué pasó eso.

A pesar de que tienden a ser bastante malhumorados y entran en estados depresivos de la nada, no pasará mucho tiempo hasta que vuelvan a animar. Sólo tienen que confiar en sus habilidades y ser ambiciosos, el resto vendrá de forma natural.

Amantes malhumorados

Pueden ser bastante incomprendidos por la gente, y esta combinación en el amor: la cabeza hueca e independencia de Géminis, combinada con la postura relajada del Cáncer que busca el confort emocional; es muy extraña y contradictoria

¡Piensa en eso! Por un lado, una parte de ellos quiere estar en casa, abrazando a su ser querido, abrazándose y besándose, y una parte quiere explorar el mundo, divertirse, pasar un tiempo pensando en la soledad.

Sin embargo, también pueden ser percibidos como la combinación perfecta. En cuanto a las relaciones, son muy abiertas y atrevidas.

Románticamente, quieren un compañero que no tema mostrar afecto y compasión, alguien que sea muy abierto al respecto, que sea genuino y franco en los asuntos emocionales.

Quieren mantener su independencia y libertad en una relación, que se les dé rienda suelta a sus elecciones, que se desborden y que sueñen.

Esto se llama la cúspide de la magia debido a su actitud aparentemente de otro mundo, el aire encantador y genuinamente encantador que los rodea. Como su pareja, no deberías enfadarte con su comportamiento malhumorado y en su lugar estar ahí cuando se abran.

Estos amantes de las cúspides de Géminis-Cáncer son muy generosos y atentos, infantiles y muy cariñosos. Una de las mejores cosas de ellos es que pueden entender inmediatamente las dificultades y problemas que sus parejas atraviesan, y cambiar instantáneamente su tono para acomodar una solución.

Pueden comunicarse perfectamente y sin inhibiciones, mostrando su gran amor y naturaleza afectuosa a través de gestos de afecto.

Al mismo tiempo, su curiosa y mercurial educación requiere de un estímulo constante, una discusión intelectual y profunda sobre la naturaleza del mundo, y elegirán a su pareja en base a esta necesidad.

 

Deja un comentario