La Cúspide Piscis-Aries: Rasgos de personalidad clave

La Cúspide Piscis-Aries

Los nativos de la Cúspide Piscis-Aries son una combinación especial porque están hechos a partes iguales de potencial de sueño y poder visionario, más un lado de realismo, pragmatismo y determinación.

La cúspide de Piscis-Aries en resumen:

  • Fortalezas: Confiado, cariñoso y práctico;
  • Debilidades: Preocupante y se distrae fácilmente;
  • La pareja perfecta: Alguien que puede ser directo al expresar sus emociones;
  • Lección de vida: Encuentra tu pasión y construye algo con ella.

Por un lado, tenemos la parte pisceana de la ecuación que todos sabemos que tiende a soñar mucho, a tener grandes ideas y planes para el futuro, que a menudo se dejan sin alcanzar.

Sin embargo, el agresivo y orientado a la acción Aries cambia el nombre del juego. Estos nativos saben exactamente lo que quieren hacer y cómo lograrlo. Cuando algo sale mal, o sus planes se arruinan, la paciencia es lo último en su mente.

Son capaces de las ideas más asombrosas

Las personas nacidas en el crepúsculo de Piscis y el amanecer de Aries, el período de tiempo entre el 17 y el 23 de marzo, son, en pocas palabras, personas con grandes logros, pensadores brillantes que no son sólo para el espectáculo.

Esto también se conoce como la cúspide del renacimiento debido a la ubicación única de los dos signos del zodíaco, uno al principio y otro al final, el alfa y el omega de la rueda del zodíaco.

Cada uno de sus planetas gobernantes da un tipo especial de energía, Neptuno ofrece una profunda fuerza de imaginación y creatividad, mientras que Marte dispara su determinación y agallas.

Estos nativos son muy empáticos, pero al mismo tiempo, saben cómo mantener su propia agenda, cómo perseguir sus propios objetivos.

¿Qué pasa cuando el soñador se encuentra con el triunfador, la persona que no duda en cumplir sus ambiciones? Algo maravilloso sucede, eso es lo que pasa.

Estos nativos están preparados para tomar las riendas y guiar a un grupo de personas hacia un objetivo común, al igual que están listos para ofrecer consejos a amigos y seres queridos.

Nunca dudarán en hacer lo que parece ser lo correcto. De hecho, sería un gran error dudar y volver a pensar en cualquier decisión porque eso crearía un precedente a seguir.

Una de las cosas buenas de la gente de la cúspide de Piscis-Aries es que se las arreglan para empujar los límites de la sociedad, para romper todos los estereotipos, las creencias ciegas tradicionales, y para llegar al fondo de las cosas.

El estado natural del mundo, cómo funciona en su estado más natural, es sobre lo que estos nativos actúan. Y esto podría perjudicar a algunas personas que aún no han despertado a este hecho. Es bueno que también traten de reparar lo que se rompió, para inculcar una sensación de confort y bienestar en aquellos a quienes lastimaron.

Están aún más incentivados y preparados para ayudar a otros a alcanzar sus objetivos y encontrar su realización. No hay realmente ningún motivo ulterior que no sea este, la satisfacción de hacer felices a los demás. Seguramente, esto viene como resultado de la influencia de Piscis.

El éxito y la realización personal vienen naturalmente de todos modos, así que no tienen que poner mucho esfuerzo en este sentido. Normalmente tendrán prisa por arreglárselas con lo que tienen, por juzgar antes de estar seguros, olvidándose de lo más importante: la comunicación y la paciencia.

Debido a esta necesidad de actuar en el primero, sin embargo, en los impulsos inmediatos, cometerán muchos errores y a menudo arruinarán sus amistades o relaciones sociales.

El éxito se logra con calma, paciencia, ambición y una personalidad templada. Aunque a veces se dan en la diana con algunas ideas, esto no significa que sea bueno ser tan impulsivo y espontáneo todo el tiempo.

Sin embargo, los individuos de la cúspide de Piscis-Aries siempre serán muy imaginativos, capaces de aportar ideas cada vez más innovadoras. Si tan sólo centraran esa mente ilimitada en ideas productivas.

Los nativos de la cúspide de Piscis-Aries también son muy conscientes de sus propias limitaciones y de los defectos de sus propios planes. Con el tiempo, arreglarán todas estas cosas, pero pueden trabajar en los problemas actuales, por el momento, analizar y seguir audazmente sus propios principios.

Algunos de sus amigos encontrarán refrescante su enfoque, su deseo de entrar en conversaciones profundas y tener debates de una hora de duración, pero otros se sentirán desanimados y bastante molestos por esto. Independientemente de los puntos de vista de los demás, no abandonarán sus opiniones mientras nadie demuestre que están equivocados.

Un amante meditativo

La imprevisibilidad y la falta de convencionalidad, estos son los principales rasgos y la impresión que la cúspide de Piscis-Aries hace en todo aquel que llega a conocerlos.

Esto se debe a que dos signos astrológicos completamente opuestos forman parte de la composición. El emocional y soñador amante de Piscis, y el áspero, volcánico y dominante amante de Aries.

El resultado sólo puede ser insondable, pero promete mucha diversión y emoción. Estas personas sacrificarán mucho por sus seres queridos, pasarán mucho tiempo e intentarán desarrollar más su relación.

Pero cuando se trata de expresar efectivamente sus sentimientos, de comunicarse, es como si hubiera un muro que frena sus pensamientos.

Estos nativos son cualquier cosa menos directos y claros. No obtendrá una respuesta concreta de ellos aunque los amenace con un arma a quemarropa, y mucho menos una confesión de sus sentimientos.

Parece que la meditación, la contemplación y la proyección artística son más importantes para ellos. Es bueno que el signo de Aries les dé suficiente energía e ímpetu para salir de estos pantanos una vez que se hayan enredado demasiado en ellos.

La arrogancia y el egocentrismo, si se puede creer, son los polos opuestos de su personalidad normalmente amable, generosa y cabeza hueca.

Una cosa es segura, que los individuos de la cúspide de Piscis-Aries provocarán una verdadera revolución, un cambio de perspectiva, y harán que la vida de su amante sea mejor, más colorida y menos sosa.

Quieren una relación seria en la que poner todas sus esperanzas y expectativas, en la que puedan construir un hogar, un entorno seguro para nutrir su amor.

Pueden aparecer como individuos difíciles que apenas se entienden, pero usted se sentirá atraído, sin embargo, por esa encantadora y misteriosa contradicción.

Sé directo y actúa según tus sentimientos cuando te acerques a ellos e intenta ser un poco romántico porque ellos lo aprecian mucho.

 

Deja un comentario