La mujer observadora de la cúspide de Leo-Virgo: su personalidad al descubierto

La mujer observadora de la cúspide de Leo-Virgo

Las mujeres de la cúspide de Leo-Virgo son muy serias y quisquillosas sobre cómo pasan su tiempo, y con quién. Trabajadoras y bastante ambiciosas, nunca rechazarán una oportunidad de desarrollarse, o un proyecto que dé paso a un futuro éxito.

Son muy intelectuales y curiosos sobre el mundo, dispuestos a aprender y estudiar durante toda su vida.

La mujer de la cúspide de Leo-Virgo en pocas palabras:

  • Nacido entre: 19 y 25 de agosto;
  • Fortalezas: Perseverante, enérgico y generoso;
  • Debilidades: Obsesivo y obstinado;
  • Lección de vida: Para ser más abierto sobre el intercambio de emociones.

Son una de las personas más observadoras y analíticas que hay. Todos sabemos que las mujeres tienden a notar muchas cosas a las que los hombres no prestan atención. Es algo natural.

Al final llegará a sus objetivos

Cuando decimos que estas mujeres son observadoras, es en otro nivel, el nivel de Sherlock Holmes. Pueden entender rápidamente el cómo y el por qué de una situación dada, sacar las inconsistencias y resolver el problema, todo en el lapso de unos pocos minutos.

Pueden llegar a estar muy centrados en algunas ideas y se negarán a dejarlas ir aunque se demuestre que están equivocadas. Otras veces, se vuelven demasiado perezosos, aunque se dan cuenta de que no es exactamente algo bueno.

Esto es sólo una forma de excusar su exagerada obsesión por algunos proyectos e ideas. Se involucran demasiado en planes idealistas que en algún momento perderán interés.

Sin embargo, ni siquiera piense que podrá convencerlos de lo contrario, de que abandonen esas ideas y sigan adelante.

Eso significa que tendrán que renunciar a su propia naturaleza, la ambición y la perseverancia. Una vez que ha pensado en algo, no va a parar hasta que llegue al final

La mujer de la cúspide de Leo-Virgo está generalmente llena de energía volcánica lista para estallar. Es segura y firme en sus decisiones, no está a punto de ser burlada o tomada por tonta, y sabe cómo mantener sus ideas.

¿Caminando sobre los cuerpos? Claro, si eso significa que al final llegará a sus objetivos. Sin embargo, cuando Virgo decide interferir, la depresión y la tristeza la ponen en un estado de penumbra e inactividad.

Es propensa a criticarse a sí misma por no hacer lo que se esperaba de ella. Su búsqueda de un equilibrio entre el impulsivo Leo y el sensible Virgo tomará algún tiempo antes de llegar a su fin.

Con el Leo siendo el líder en estas partes, trayendo la tan necesitada energía y convicción a la mesa, sus sueños ya no serán sueños. Se harán realidad, se convertirán en algo palpable, algo que puedan usar para llegar a la cima.

Sin embargo, la influencia de Virgo también tiene su uso, evitando que el Leo se vaya por la borda con el entusiasmo y la espontaneidad.

Este es un juego de la ruleta rusa, con muchas oportunidades de obtener la mayor puntuación, pero también una oportunidad de arruinarlo todo.

El equilibrio entre las energías de Virgo-Leo representa la perfección absoluta que esta mujer está tratando de lograr.

 

Deja un comentario