Luna en la Casa 11: Cómo forma tu personalidad

Luna en la Casa 11

La 11ª Casa gobierna sobre la amistad, haciendo a los nativos de este lugar muy necesitados cuando se trata del apoyo de sus amigos. La gente que tiene la Luna en la Casa Once es muy útil y, al igual que la Luna tiene un efecto en el mar y cambia sus mareas, también los influye para ser bastante inestables emocionalmente.

Resumen de la Luna en la Casa 11:

  • Fortalezas: Amistoso, creativo e idealista;
  • Desafíos: Cambiante y distraído;
  • Consejo: Trabajar más en colaboración con otros;
  • Celebridades: George Clooney, Justin Bieber, Oprah Winfrey, Ryan Gosling.

Llenos de sueños y con un buen corazón, pueden cambiar sus objetivos según su estado de ánimo, por lo que es muy poco probable que sus metas se alcancen demasiado pronto. Muy buenos amigos con los que son su familia, sus conexiones son las más fuertes con los individuos que piensan igual que ellos.

Es esencial para estos formar relaciones con otras personas además de su familia. Cuando se trata de sus interacciones, estas pueden ser intuitivas y construidas con encanto. Sin embargo, pueden atraer a personas tristes y malhumoradas, o a personas que no son en absoluto fiables, lo que les lleva a verse envueltos en todo tipo de escándalos.

Actuando bastante sentimentalmente

La posición de la Luna en la 11ª Casa indica que sus nativos necesitan pertenecer a alguien y ser apoyados por los miembros de los grupos a los que pertenecen.

No les importa dar toda su ayuda y no podrían soportar no tener ninguna vida social en absoluto o que sus amigos cambien todo el tiempo. Esto puede tenerlos emocionalmente agitados e inestables en sus relaciones, pasando por sentimientos apagados hacia los que los rodean.

Sus sueños y metas son grandes, porque tienen grandes esperanzas en su futuro. La mayoría de la gente de la Luna en la Casa Once son generosos y amables, pero muy cambiantes en cuanto a sus objetivos y estados de ánimo. Esto significa que puede ser difícil para ellos trabajar hacia un objetivo específico y cumplir sus sueños.

Cuanto más se involucran en grupos y todo tipo de actividades con otras personas, más se sienten emocionalmente satisfechos. Sus amigos son muy importantes para ellos, y suelen ser los mejores amigos de la gente de su familia y los que siempre están compartiendo su forma de pensar.

Sin embargo, deben tener otros individuos en su vida además de sus familiares. Con la Luna en esta posición, tendrán muchos miembros del sexo opuesto cerca de ellos.

De hecho, se rigen por una energía femenina, actuando de manera más bien sentimental en todo tipo de situaciones, especialmente cuando tienen que tratar con otros.

Cuando la Luna tiene aspectos negativos, demasiadas emociones pueden involucrarse y perturbar las relaciones de aquellos a los que influye. Por lo tanto, los nativos con esto en su carta natal pueden tener muchos conflictos con otros y especialmente con las mujeres o ser testigos de muchas tensiones entre las damas.

Si la Luna está afligida, sus reacciones pueden ser histéricas y sus arrebatos emocionales exagerados. Pero normalmente olvidan inmediatamente esos estados de ánimo porque la Luna cambia sus ciclos muy a menudo.

Por la misma razón, la gente de la Luna en la Casa 11 puede hacer nuevos amigos muy a menudo, porque la Luna trae más y más gente en su vida.

Sus viejos conocidos desaparecerán de su vida según como la Luna cambie sus ciclos, pero pase lo que pase, siempre estarán entusiasmados cuando traten con nuevos amigos, olvidándose de lo que pasó con los demás.

La mayoría de ellos confían en su intuición a la hora de elegir con quién pasar el tiempo, y sus intensas emociones desaparecerán tan pronto como se acostumbren más a una persona. Sin embargo, muchas personas de la Casa Once también pueden revivir sus viejas amistades muy fácilmente, lo que puede parecer extraño para otros.

No importa qué, odiarían estar solos y pasar su tiempo dentro, siendo esta una de las principales razones de su depresión.

Lo que más necesitan es estar rodeados de gente, y cuando son Escorpiones Lunares o tienen una conjunción con Plutón, pueden incluso chupar las energías de los grupos a los que pertenecen.

Obviamente lo harían inconscientemente, otros se confunden y se preguntan por qué ya no les queda energía después de reunirse con otros individuos de la Luna en la Casa 11.

Como se pueden impresionar fácilmente, deben tener mucho cuidado al elegir sus amigos o socios de negocios. También deben evitar ser muy dependientes de obtener siempre la aprobación de sus allegados.

Otros aspectos y ubicaciones de los planetas o signos pueden cambiar todas estas cosas más o menos, pero las cosas serán bastante similares con todos los nativos teniendo la Luna en el undécimo signo.

Si la posición de la Luna se ve afectada, pueden tener conflictos con su madre al discutir cosas relacionadas con la undécima Casa. Es normal que asocien a sus amigas con sus cuidadores y las traten como tales.

La influencia de la gente en su vida puede ser positiva o negativa, porque algunos de sus conocidos no pueden ser de ninguna manera confiables o no están tan cerca de la idea de la amistad.

También es posible que muchos de sus amigos sean cambiantes o que no los aprecien ni se preocupen por ellos de ninguna manera.

Los tipos no convencionales

Cuando no están cerca de personas que conocen, la gente de Luna en la Casa Once se siente perdida y verdaderamente molesta porque su seguridad está establecida por sus relaciones y también porque se sienten más cálidos cuando están en compañía de otros. Para los hombres, las amigas son algo normal porque pueden llevarse bien con cualquiera.

Una cosa buena de su forma de ser es que pueden reunirse con personas muy influyentes que les ayudan a tener éxito y a conseguir grandes cosas en su carrera.

En caso de que tengan algunas inseguridades dentro de su mente, se identificarán lo más posible con el grupo del que son miembros, perdiendo toda la identidad que les pueda quedar. Es posible que cedan a la presión de sus compañeros porque simplemente no pueden ir en contra de sus amigos como si fueran su familia.

Los nativos que tienen la Luna en la undécima casa están muy interesados en encajar y tienen la necesidad de ser parte de un colectivo. Cuando la gente los rechaza, empiezan a sentirse deprimidos y ya no quieren oír hablar de nada ni de nadie. Es normal que se sientan solos a veces, no importa cuánta gente los rodee.

Por eso es posible que no se ajusten a las normas sociales y practiquen el tipo no convencional que caracteriza su signo lunar.

Luna en la Casa Once los individuos pueden sorprender a otros con lo controvertidos que son, desconcertando y haciendo que muevan la cabeza en desaprobación cuando hacen algo fuera de lo común. Por eso pueden sentir que no encajan y que nadie los entiende.

Pero esto también puede hacerlos extremadamente libres, ya que la Luna en esta ubicación influye en estos nativos para ser muy independientes de todos modos. Estos individuos pueden lidiar con lo que su Luna necesita sin importar lo que otros piensen de ellos.

Mientras expresan la energía de la Luna y nunca juzgan lo que les pide, pueden ser tan descuidados que ni siquiera se dan cuenta de cómo están siendo influenciados por ella.

Cuando hacen amigos, siempre confían en la intuición y evitan estar solos tanto como sea posible. Siempre se acercarán a aquellos que se sienten excluidos y no han sido aceptados en los grupos. De hecho, cuanto más rechazada esté una persona, más interesante le parecerá.

No importa a qué cultura pertenezcan los demás, o qué idioma hablen, se harán amigos y se les ocurrirán muchas ideas sobre cómo pasar un tiempo de calidad. Sus vidas personales son privadas, y lo que hacen solos se mantendrá en secreto.

 

Deja un comentario