Luna en la Casa 8: Cómo forma tu personalidad

Luna en la Casa 8

La Casa 8 es todo sobre el cambio y la sexualidad, mientras que la Luna es también una gran influyente cuando se trata de cambiar. Esto significa que la gente con Luna en la Casa 8 no puede encontrar su paz romántica y siempre están buscando nuevas parejas con las que divertirse en la cama.

Luna en la 8ª Casa resumen:

  • Fortalezas: Sensualidad, creatividad y sencillez;
  • Desafíos: Presionar y controlar;
  • Consejo: Ten cuidado con los riesgos en los que te estás lanzando;
  • Celebridades: Cristiano Ronaldo, Nicki Minaj, Orlando Bloom, Zac Efron.

La Luna los hace emocionalmente inestables, necesitados de mimos y cuidados, sintiendo que tienen que cuidar de los demás ellos mismos. Estos nativos quieren conectarse profundamente con la gente, pero la influencia lunar no se lo permite. Si son capaces de reconocer esto, el nivel de intimidad con su pareja será más profundo.

Los nativos de la octava casa son conocidos por su posesividad y celos, siendo del tipo que siempre hace preguntas como «¿Dónde has estado?» o «¿Quién más estuvo allí?». Es una especie de paradoja con ellos, porque por un lado anhelan desesperadamente estar cerca de alguien, y por otro, no son capaces de confiar en una persona que quiere ser su pareja.

Conflicto en huelga

La gente con la Luna en la Casa 8 es muy consciente de su entorno y de cómo se sienten sus allegados. Son aquellos individuos que saben muchas cosas sobre tabúes, lo oculto, sexo extraño e incluso la muerte.

Es fácil para ellos apegarse mucho a los demás porque la forma en que aman es muy intensa y profunda. Por eso también les lleva un tiempo recuperarse de la pérdida, de ser heridos o de ser rechazados.

Es posible que de niños, sus padres les hayan prohibido vivir tan intensamente como querían, porque exageraban con lo profundo que solían sentir.

Cuando estas personas aman, puedes estar seguro de que lo hacen con todo su corazón y alma, siempre queriendo ser el principal apoyo en la vida de sus allegados.

La posición de la Luna en la octava casa significa que heredan muchos rasgos de personalidad del lado de su madre, incluyendo todos los aspectos negativos que los ancestros de la mujer que los crió puedan haber tenido.

Es normal que los eventos desafortunados sean destructivos en el amor y la estabilidad, por lo que deben estar atentos a no permitir que nada destruya su pasión y las hermosas conexiones que han construido con los demás.

Los nativos con la Luna en la octava casa pueden tener este arreglo como un símbolo de los complejos muy fuertes que ni siquiera conocen y que existen por debajo de lo que muestran en público.

Es posible que también oculten los recuerdos que les causaron dolor en el pasado. Esta es la razón por la que a veces son odiosos, celosos e incluso deprimidos.

Mientras ganan su propio dinero y viven la buena vida, también quieren tener el control de las finanzas de sus allegados. Cuando se sienten melancólicos, les gusta ir de compras y gastar todo su dinero en ropa o joyas.

Podrán heredar una fortuna consistente de sus madres, pero aún tendrán momentos en los que sentirán que lo que tienen no es suficiente.

Debido a que son muy emocionales e intensos, es muy posible que inicien todo tipo de conflictos con aquellos que no ven las cosas de la manera en que lo hacen. Estos nativos tienen una comprensión de la vida más profunda y significativa que otros, lo que significa que son diferentes y a menudo desconcertantes.

Cuando la Luna está en aspectos difíciles, se vuelven muy difíciles de soltar y hambrientos de poder. Además, pueden querer lidiar con todo lo que está prohibido y alejado de la vista del público.

Muchos de ellos tendrán habilidades psíquicas porque son muy intensas y capaces de captar los aspectos más oscuros de la personalidad de una persona. Así que no se sorprendan si son curanderos de la medicina alternativa, que usan sus instintos para determinar cómo mejorar a la gente y cómo nutrirla.

La posición de la Luna en la octava casa indica que son más conscientes de los peligros que les rodean y que tienen la necesidad de proteger. Sus emociones pueden estar basadas en la sexualidad más que en otros tipos de interacciones.

Esta 8ª Casa también es la gobernante de la riqueza acumulada de los demás, por lo que los planetas en ella están a menudo vinculados a un espíritu organizativo y un talento para los negocios.

Luna en octava Casa los individuos pueden ser dominantes y controladores, así que es posible que ni siquiera les importe lo que otros están sintiendo si no están emocionalmente satisfechos. Mientras tanto, anhelarán sentimientos y pasarán por todo tipo de emociones.

Al menos su aspecto hipnotizador y su magnetismo siempre los tendrá atrayendo a la gente, por muy abrumadora que parezca su personalidad.

La octava casa trata del sexo y la muerte, así que la gente con la Luna en ella puede haber quedado impresionada por las poderosas escenas relacionadas con estas dos cosas cuando eran niños.

Son del tipo que quieren una pareja sexual estable porque la seguridad es muy importante para ellos cuando se trata de hacer el amor.

Si no consiguen lo que quieren, pueden encontrar muchos problemas en el camino, desilusionándose y decepcionándose de aquellos que no pueden ofrecérselo. Y en estas ocasiones, terminan mostrando un comportamiento del que de otra manera se avergonzarían.

Experimentar intensamente los sentimientos

Necesitando sentirse emocionalmente seguro más que cualquier otra cosa, la gente de Luna en la Octava Casa siempre se empuja a sí misma a ser mejor o a asumir nuevos retos porque necesitan reinventar sus propias emociones.

Simplemente fascinados por cómo trabajan los demás, los secretos y todo lo que no se cuenta, se sienten muy atraídos por aquellos que son un misterio para ellos. Cambiar sus parejas sexuales muy a menudo puede indicar que en realidad, son emocionalmente inseguros.

Estas personas necesitan intimidad, pero el hecho de que sus emociones cambien con demasiada frecuencia puede ser un obstáculo para alcanzar sus objetivos de relación. Sin embargo, se les conoce como apasionados, intensos y verdaderamente leales a su otra mitad.

Mientras anhelan estar cerca de alguien, pueden ser muy introvertidos y no confiar en aquellos que quieren estar en su vida. Espera que lo den todo cuando están enamorados, pero no pienses ni por un momento que no quieren lo mismo a cambio.

La Octava Casa se trata de sentir emociones muy intensas, así que la gente que tiene su Luna en ella responde con fuerza y pasión a los desafíos, sin importar cuán alegre sea la Luna en un signo de aire o de tierra.

La posición de la 8ª Casa significa que tienen sus sentimientos más fuertes que otros, pero no los muestran.

Para los que tienen la Luna en Piscis, la rica imaginación y las habilidades trascendentales se viven más bien internamente cuando la octava Casa alberga este cuerpo celeste, porque esta posición los haría más privados, reservados e incluso solitarios.

Su necesidad de cuidar de sus propios sentimientos sería normal, ya que son conscientes de que mucha gente no puede entender su intensidad.

Misterioso, algunos no podrán ver lo que hay bajo su superficie, pero probablemente sentirán cómo la Luna en la Octava Casa les influye. A estos nativos les gusta no ser descubiertos, así que puedes estar seguro de que nunca revelarán demasiado de sí mismos y sus emociones.

Pero esto puede influenciarlos de manera negativa porque pueden desarrollar paranoia y una necesidad exagerada de proteger sus propios sentimientos.

Puede ser abrumador descubrir sus instintos de supervivencia, pero puedes hacerte una idea de todo esto viendo cómo piensan que el peligro está a la vuelta de cada esquina, de ahí la paranoia.

Sin embargo, es imposible encontrar a alguien más fuerte y resistente que ellos. Pueden atravesar los problemas más difíciles y volverse más sabios y poderosos después de encontrar las soluciones. Cuanto más luchen, más profundo se volverán desde el punto de vista emocional.

Serían grandes consejeros porque tienen toda la experiencia necesaria y pueden leer a la gente como un libro abierto. Las conexiones que suelen hacer son de una profundidad real, por lo que sus seres queridos necesitan ser tan profundos e intensos como ellos si quieren una relación duradera.

Luna en la octava Casa los individuos no tienen sexo por diversión ya que invierten emocionalmente en hacer el amor. La interacción física alimenta su alma y los hace más apegados emocionalmente.

Explorar más allá

Luna en signos

Tránsitos planetarios y su impacto

Combinaciones Sol-Luna

Colores de la suerte del zodíaco

Compatibilidad del amor para cada signo del zodíaco

 

Deja un comentario