Mercurio en la 6ª Casa: Cómo afecta a tu vida y a tu personalidad

Mercurio en la 6 Casa

Los nacidos con su Mercurio en la sexta casa de su carta natal van mucho más allá de lo que otras personas pueden esperar lograr en sus actividades intelectuales.

Más precisamente, son increíblemente versátiles, analíticos y sistemáticos en su enfoque, siendo capaces de dar sentido a cantidades increíbles de información en el menor tiempo posible, con los mejores resultados.

Mercurio en la 6ª Casa resumen:

  • Fortalezas: Atento, meticuloso y trabajador;
  • Desafíos: Dominante, negativo y postergante;
  • Consejo: Deberían ser más protectores de su tiempo libre;
  • Celebridades: Barack Obama, Will Smith, James Franco, Kate Moss.

Normalmente, son los cerebros detrás de las peleas, el maestro titiritero detrás de la cortina, controlando las idas y venidas de toda la obra. La crítica y el escepticismo son dos de sus rasgos más importantes, pero pueden preocuparse demasiado. Por lo tanto, pensar demasiado también juega un papel importante en sus vidas.

Grandes jueces de carácter

Estas personas con Mercurio en la sexta casa pueden estar dotadas de aptitudes críticas y organizativas que les ayudan mucho en sus campos profesionales, pero aparte de eso, es una especie de inconveniente.

Esto quiere decir que pueden desviarse y obsesionarse durante demasiado tiempo en algunos proyectos, hasta el punto de que se olvidan de cuidar de sí mismos.

Tal vez dar un paso atrás y disfrutar del tiempo libre les haga bien. Más aún si pensamos que son muy sociables en general y bastante buenos organizando eventos sociales o fiestas, escapadas.

Al igual que los otros nativos de Mercurio, estos le dan una gran importancia al aprendizaje, al estudio, a la acumulación de conocimientos para ser utilizados más adelante.

La expansión de la capacidad intelectual y la amplitud de la sabiduría, es una meta en sí misma, una que los nativos de Mercurio en la sexta casa persiguen con orgullo.

Son muy trabajadores y ambiciosos, ya que están muy atentos a la forma en que realizan el trabajo. Nada menos que la perfección está permitida, siendo esta la forma en que valoran su trabajo y el aprecio de otras personas.

Además, tienden a ser muy limpios y se preocupan por la salud, comiendo naturalmente y manteniéndose en forma.

Cuando son buenos, son críticos para las operaciones diarias y bastante perfectos en lo que hacen.

Pueden mirar más allá de lo que la mayoría de la gente ve, observar la profundidad del objeto analizado, ver los detalles, aprender sobre su estructura, organizar y ordenar todos los datos, hacer valiosas apreciaciones basadas en estos detalles.

Esta atención por las pequeñas cosas se extiende también en sus vidas personales, y sabiendo que se preocupan por la salud y la higiene, ¿adivinen qué pasa?

Así es, se obsesionan con los más pequeños indicios de enfermedad. El nerviosismo y la irritación les llegan más rápido que el estrés y la tensión por el exceso de trabajo.

Los positivos

Lo que es bueno, incluso espléndido, es que estos nativos de Mercurio en la 6ª casa trabajan mucho, y esto es un eufemismo. Son literalmente uno de los nativos más responsables y trabajadores de todo el zodíaco.

Nunca abandonarán o caerán por la presión, sino que lucharán, analizarán, organizarán y finalmente terminarán sus tareas.

Sin embargo, esto requiere bastante tiempo y energía que podría haber sido utilizada para salir, divertirse, disfrutar de la vida.

Sus amigos los extrañan mucho. Aparecerán problemas sociales, pero sus personalidades creativas y adaptables también encontrarán soluciones a esto.

Su experiencia profesional se basa en esta capacidad de analizar y organizar datos, para adquirir información y conocimientos de la manera más rápida y eficiente.

Intelectualmente, no puede haber nadie más inteligente o más sincronizado con su intuición y razón que estos nativos. Es muy útil que tengan una inteligencia matemática, una que cree conexiones lógicas entre los elementos, facilitando así el trabajo con ellos.

Además, los nativos de Mercurio en la 6ª casa son muy buenos comunicadores también, capaces de compartir ideas complejas con facilidad. Sin embargo, son mucho más adecuados en un ambiente desafiante y acelerado donde uno tiene que tomar decisiones sobre la marcha.

En realidad, la mayoría de los problemas con los que luchan son los que provienen de sus propios conflictos internos e insuficiencias, todo el desorden innecesario empaquetado y la tensión.

Tienen que dar un paso atrás, dejar todo como está, olvidarse del trabajo, de las responsabilidades y obligaciones, y simplemente tomarse un tiempo libre, relajarse y encontrar un poco de consuelo en la idea de que todo el mundo necesita descansar de vez en cuando.

Son buenas personas con buen corazón, inteligentes y listos, ambiciosos y perseverantes, así que todo saldrá bien al final.

Los negativos

Lo que sucede es que los nativos de Mercurio en la 6ª casa a menudo se concentran demasiado en lograr la perfección, los mejores resultados, hacer todo lo mejor posible, y esto lleva a la infelicidad a largo plazo, a la insatisfacción.

Claro, la gente aprecia sus esfuerzos y perseverancia, pero cuando se trata realmente del asunto en cuestión, de lo que realmente importa, esto palidece en comparación con su propia estabilidad y realización mental.

Puede ser satisfactorio que sus esfuerzos sean validados y apreciados, pero saber cuándo parar y pasar algún tiempo con la familia y los amigos es igual, si no más importante.

Deberían aprender a hablar de sus problemas, compartir sus penas y tristezas con personas que puedan entenderlos y apoyarlos.

Al estar tan obsesionados y concentrados en hacer un trabajo perfecto, se abrirán a la inestabilidad emocional, la infelicidad, la depresión y la confusión masiva.

Esto no sólo hace cada vez más difícil llevar un estilo de vida saludable, sino que también afecta a su productividad profesional. Necesitan pensar en sí mismos también, en toda la presión que están soportando, una elección hecha por ellos mismos.

Van a empezar a investigar cómo pueden desarrollar sus cuerpos, aumentar su tolerancia al estrés, aprender todo lo que puedan sobre el funcionamiento de la mente humana, y cómo utilizarla mejor.

Paranoia, incesantes preocupaciones y pensamientos excesivos, hipocondría, incertidumbres y ansiedades irrazonables, estrés innecesario y la extraña obsesión por la higiene y la limpieza.

Estos son los problemas más básicos con los que tendrán que lidiar. Los nativos de la sexta casa de Mercurio tienen mucho trabajo que hacer en sí mismos, para renovar todo su mundo interior con el fin de alcanzar un nivel satisfactorio, para prescindir de todos los problemas futuros, todo el estrés y los miedos.

 

Deja un comentario