Saturno en la 3ª Casa: Lo que significa para tu personalidad y tu vida

Saturno en la 3 Casa

Las personas nacidas con Saturno en la tercera casa de su carta natal son precisas, resistentes y capaces de ver las cosas en profundidad. Pueden organizarse muy eficientemente y tratar con la vida de la manera más tradicional y conservadora.

Es posible que se inclinen por las matemáticas y la lógica, ya que su mente es muy capaz de desarrollar grandes estrategias cuando se le pone en esa situación.

Resumen de Saturno en la 3ª Casa:

  • Fortalezas: Conocedor, confiable y amable;
  • Desafíos: Inseguro, tímido y distante;
  • Consejo: Deben ser más valientes en sus opiniones;
  • Celebridades: Kylie Jenner, Justin Bieber, David Beckham, Naomi Campbell.

A estas personas no les gusta perder mucho tiempo con un proyecto y prefieren estar solos porque a veces sienten que la gente sólo les puede traer problemas. Esto se debe a que pueden tener problemas de comunicación y no pueden encontrar la manera de expresarse claramente todo el tiempo.

Una aversión por la superficialidad

El propósito principal de la 3ª casa se encuentra en el funcionamiento subconsciente de la mente de los nativos, cuando éstos se ocupan de su entorno más confortable.

Esta casa se refiere a la forma más pura en que la gente se comporta y se comunica o cómo funciona al interactuar, así que con eso en mente, es obvio que no trata con el inconsciente.

¡Parece que las pequeñas cosas que la gente dice y hace inconscientemente son las que presentan lo que realmente son!

Los nativos de Saturno en tercera casa pueden parecer tímidos y distantes. Algunos pueden ser apagados por ellos, por lo que deben escuchar y usar realmente lo que han aprendido.

De esta manera, no necesitarán hablar mucho, pero sus seres queridos los adorarán por escuchar.

Saturno en la 3ª casa los individuos tienen serias dificultades para comunicarse.

Estos nativos creen que sus opiniones serán seriamente criticadas, por lo tanto, son inseguros y ni siquiera se les ocurriría tratar de hablar de sus sentimientos o pensamientos.

Debido a esto, no están dispuestos a comunicarse y tienen miedo de cometer un error. Es normal que sean tímidos y siempre se preocupen por la opinión que los demás tienen de ellos.

Hablar es frecuentemente un desafío para ellos y podrían haber lidiado con algún tipo de deficiencia en el habla cuando eran jóvenes.

Saturno en la 3ª casa la gente no es necesariamente espontánea en cuanto a aprendizaje, charlas y discusiones diarias sobre las últimas noticias.

Simplemente no tienen mucho interés en temas simples y son todo el tiempo serios porque no les gusta la superficialidad en todas sus formas.

Pueden ser muy buenos en lo que se refiere a la investigación, pero a menudo tienen miedo o no tienen el valor suficiente para enfrentarse a lo nuevo y a los métodos que no han sido probados.

Con Saturno aquí, las cosas generalmente se refieren a una mente altamente analítica y precisa, que puede ser el efecto de muchos principios que se les enseñó durante sus primeros años de escuela.

Desde una edad temprana, algunos de ellos han sido educados para respetar todas las reglas, por lo que pueden parecer inseguros al tratar con lo desconocido, ya que se toman su tiempo para actuar y son cautelosos.

Muchos de ellos sólo han estudiado y no han pensado en otra cosa, mientras que a otros se les negó la posibilidad de asistir a una universidad con reglamentos estrictos, donde se habrían sentido muy bien.

De niños, probablemente se sentían poco apreciados por su forma de pensar e incluso se les llamaba tontos. Si se les ignora y se les dice que sus opiniones no importan, es posible que hayan aprendido a permanecer en silencio y a abrirse sólo cuando piensan que tienen algo muy interesante que decir.

La acumulación psicológica de las personas suele depender de lo que se conoce, se prueba y se aprecia.

Saturno en la 3ª casa los individuos se ocupan de las actividades cognitivas insistiendo y esforzándose por la perfección, la seguridad para ellos se alcanza sólo cuando se comprende la verdad y se ha estudiado cada pequeño detalle.

Si no, cualquier forma de consejo que venga de otros puede intimidarlos. El lento movimiento de Saturno proporciona muchos problemas en asuntos relacionados con el hogar y los miembros de la familia.

Los nativos que tienen a Saturno en la 3ª casa suelen empezar a hablar a una edad mayor que los demás niños, pueden tener un habla algo lenta y temerosa o pueden ser exageradamente tímidos para hablar de sus propias ideas.

Pueden tardar un tiempo en procesar toda la información que les llega, y aunque su inteligencia no es menor en comparación con la de los demás, Saturno a menudo los hace parecer menos inteligentes.

Aunque posean un intelecto elevado, su entorno les haría sentir demasiado miedo para hablar, lo que aceptan como una realidad hasta ver lo que su discurso puede hacer.

No importa si son hombres o mujeres, pueden ser retrasados que sólo usan su propio ritmo. Saturno hace que estos nativos sean extremadamente estables en cuanto a los conocimientos que han obtenido a lo largo de los años.

Lo que han escuchado está fuertemente fijado en su mente y genera nuevas ideas, que pueden producir una mente aún más desarrollada a largo plazo, una mayor comprensión que la de alguien que absorbe datos rápidamente, pero de manera caótica.

Los bienes y los malos

Saturno es el matón de todos los planetas, haciendo que la gente con él en la 3ª casa parezca distante o demasiado tímida. Las situaciones en las que se necesita comunicación pueden hacerlos sentir incómodos, pero como no necesariamente dicen demasiadas cosas, tienen esta gran manera de escuchar.

Y no es que quieran ser así, ¡sólo lo son! Ni siquiera pienses que alguna vez hablarán en público, sin embargo Saturno en la 3ª casa los hace silenciosos y listos para desarrollar grandes habilidades de observación que eventualmente los llevarán al éxito.

Prefieren trabajar en las sombras, a veces como periodistas o científicos y son disciplinados o muy bien coordinados, encontrando muy molestos a los que pasan hablando y no organizados.

Probablemente se les ha desanimado a hablar cuando eran jóvenes, posiblemente porque sus padres consideraban que algunas cosas nunca debían ser discutidas.

Saturno en la 3ª casa puede incluso interrumpirlos brevemente en la escuela también, sin embargo, seguramente dedicarán mucho de su tiempo y esfuerzos a los aspectos de la vida relacionados con la educación.

Puede que tengan que estudiar el doble de duro, pero al menos tienen sus propias estrategias a la hora de trabajar para alcanzar sus objetivos.

Es posible que quieran lograr grandes éxitos en la investigación, pero para que esto suceda, luchar contra sus propias ansiedades se convertiría en algo muy importante.

Es bueno que Saturno provea paciencia y resistencia, así que estas serían dos de sus ventajas a la hora de realizar cualquier tipo de tarea.

Su comunicación carece de mucho corazón y alma, por lo tanto, no llamarán o enviarán un mensaje de texto a una persona hasta que inicialmente determinen lo que quieren decir.

Esto puede ser estupendo para algunas profesiones, especialmente las que requieren que los empleados sean lo más discretos posible.

Los nativos con Saturno en la 3ª casa son fantásticos para manejar información confidencial y trabajar para los periódicos, o para tareas en las que no necesitan interactuar tanto con sus colegas y superiores.

También son cautelosos y se las arreglan para obtener resultados más rápido que los demás porque siempre se ocupan de sus propios asuntos.

Se sugiere que pasen un poco más de tiempo examinando a otros individuos y sus deseos porque esto puede ayudarles a determinar lo que quieren también y seguramente son capaces de tener buenas relaciones.

Deberían usar sus instintos y tener conversaciones significativas tanto con su familia como con sus amigos.

Relajarse y dejar que sus pocas habilidades de comunicación se desarrollen los pondrá en la dirección ideal, para que eventualmente aprendan a hablar más abiertamente, lo cual puede ser el desafío de su vida.

 

Deja un comentario