Hombre Buey Caballo Mujer Compatibilidad a largo plazo

Hombre Buey Caballo Mujer

En la relación entre el hombre Buey y la mujer Caballo puede que más pronto que tarde se dé cuenta de que no puede poseerla tanto como quiere porque necesita ser demasiado independiente, sin mencionar que no le gusta el estilo de vida doméstico.

El hombre Buey y la mujer Caballo son grandes socios de negocios, pero cuando se trata de amor, tienen muchos problemas, ya que ven la vida de manera muy diferente. Al hombre Buey no le gusta salir y prefiere relajarse en casa, la mujer Caballo quiere nuevas aventuras y divertirse.

Cuando están juntos, las cosas pueden volverse muy frustrantes para ambos. En caso de que quieran comprometerse completamente el uno con el otro, pueden resolver las cosas, pero a la mujer Caballo le gustaría más quedarse en casa, mientras que el hombre Buey necesitaría ser más aventurero.

Prestando atención a los demás, pueden darse cuenta de que sus cualidades pueden unirlos. Es como si fueran la representación perfecta de lo que se dice que los opuestos se atraen.

Sin embargo, el hecho de que sean tan diferentes puede trabajar en su contra. Puede que no sean lo suficientemente compatibles como para durar mucho tiempo como pareja. La cosa es que no tienen nada en común, lo que significa que su relación no puede funcionar tan perfectamente como ellos quisieran.

Lo que tienen que hacer para tener éxito como amantes es aceptarse mutuamente, ya que tienen personalidades diferentes y no pueden entender de dónde viene el otro. El hombre Buey puede confundirse a menudo viendo que la mujer Caballo tiene tanta energía.

Más que esto, ella es inestable y no sabe lo que quiere hacer a continuación, irritándolo, especialmente al principio de su relación. Al menos siempre le gustará por ser versátil e interesante.

A ella no le gustará que él siempre sea pasivo y quiera razonar todo. A menudo se pelearán porque tienen temperamentos muy diferentes, pero al final, el hombre Buey es lo suficientemente comprensivo como para conseguir que su compañera Caballo se aburra fácilmente.

Emociones conflictivas

Aunque es imposible que su relación dure, pueden aprender mucho el uno del otro. El hombre buey es lo opuesto a la dama caballo porque ella no puede quedarse quieta y quiere ir a todas las fiestas de la ciudad.

Siempre está huyendo y quiere hacerse amiga de mucha gente. Más que esto, no puede seguir una rutina y normalmente hace lo que cree que es correcto. Lo que más odia son las tareas domésticas y no estar en el centro de atención.

Además, es frívola y no quiere comprometerse con un solo hombre, especialmente cuando es joven. Sus emociones están bajo control, así que es apasionada e incluso impulsiva. Es muy poco probable que el tranquilo y silencioso hombre Buey se enamore de la mujer Caballo para empezar, pero en caso de que lo haga, puede que concluya que su futuro juntos no se ve tan bien.

La mujer Caballo y el hombre Buey serían como los dos animales que los representan tratando de hacer algo juntos, como tirar de un carro. Al hombre buey del establo no le gusta que la mujer caballo esté siempre corriendo de un lugar a otro y no se quede quieta ni un momento.

Ella puede pensar que él está matando toda su alegría, mientras que él puede verla como un inconveniente para su horario. Aunque es muy atractiva y tiene las emociones más salvajes, tiene problemas para ser práctica, incluso en las relaciones.

Sería mejor que el hombre Buey y la mujer Caballo intentaran alejarse el uno del otro en lo que respecta al amor. Necesitan entender que las cosas que los hacen diferentes son muchas, y si insisten en que son almas gemelas, trabajar duro para que su relación funcione es esencial.

 

Deja un comentario