Compatibilidad de amor entre el caballo y el perro: Una relación compleja

Compatibilidad de amor entre el caballo y el perro

Cuando está con el Perro, el Caballo puede pasarlo muy bien porque la relación entre estos dos tiene posibilidades de gran éxito ya que ambos son entretenidos y generalmente felices.

Cuando los amantes, el Caballo y el Perro no pasarán mucho tiempo en casa porque quizás sólo quieran salir y divertirse. Ninguno de ellos querrá quedarse en casa, especialmente el Caballo, ya que necesita estar siempre estimulado.

El mismo Caballo no es conocido como muy comprometido cuando se trata de relaciones a largo plazo, pero con el Perro, esto puede cambiar. Debido a que este último es misterioso, tiene muchos estados de ánimo y puede pasar por episodios pesimistas, el Caballo lo encontrará intrigante.

Su amor puede realmente unirlos

Cuando se trata de su conexión física, el Perro y el Caballo signos chinos tienen gran resistencia, por lo que es imposible que se cansen el uno del otro.

Si el hombre es un Perro y la mujer un Caballo, la vida de estos dos juntos puede ser muy divertida ya que él eventualmente se volverá menos ansioso e inseguro, mientras que ella realmente lo apreciará por su ética de trabajo.

Además, ella puede pensar que él tiene ideales demasiado altos y el hombre de esta pareja puede ser muy celoso.

Cuando él es un Caballo y la mujer un Perro, esta pareja puede tener verdaderos problemas porque ninguno de los dos quiere ocuparse de las tareas domésticas ya que ambos son muy ambiciosos.

Es conservadora y discutirá con él porque sólo quiere gastar su dinero e ir de aventuras.

El hombre en esta relación no podrá entender por qué la mujer es malhumorada, así que debe ejercer su tolerancia. El horóscopo chino dice que el caballo y el perro tienen muy buenas posibilidades de estar juntos durante mucho tiempo.

El Caballo puede pensar que el Perro es muy diferente a cualquier otra persona que haya conocido porque el Perro puede ser verdaderamente devoto y respetuoso con su pareja.

A cambio, el Perro ve al Caballo como un aventurero o la persona que ha esperado toda una vida. Al principio de su relación, ambos tendrán un muy buen presentimiento sobre su conexión.

Su amor puede realmente unirlos, pero estos dos necesitan su propio espacio si hay para que sean felices juntos. Porque a ninguno de los dos les gusta quedarse sentados sin hacer nada, irán a muchos lugares y se divertirán mucho como pareja.

Sin embargo, el Perro es más tranquilo y pacífico, mientras que el Caballo sólo piensa en divertirse. Además, el Perro siempre pensará que el Caballo tiene una intuición valiosa y soluciones inteligentes a los problemas.

Su relación será muy equilibrada porque el Caballo puede ayudar al Perro a sentirse más cómodo con otras personas, mientras que el Perro puede enseñar al Caballo a ser feliz en casa y en un ambiente pacífico.

El Caballo se enamorará de cómo el Perro lo hace reír y de su lógica. Todos los Perros son conocidos como sinceros, devotos de su pareja y con los pies en la tierra, lo que significa que una persona de este signo no puede aceptar que el Caballo a veces cometa errores.

El Caballo nunca se molestará cuando el Perro sea directo y duro, así que la relación entre ellos debe ser siempre pacífica.

Muchas parejas están formadas por un Caballo y un Perro porque estos dos nativos no requieren demasiado trabajo cuando se trata de su conexión romántica.

El expresivo Caballo siempre admirará al Perro por ser un luchador por la justicia, y al Perro no le importará cuando el Caballo sea muy honesto con sus comentarios.

Aunque el Caballo no esté muy contento cuando el Perro es pesimista, esto no es un gran peligro para su unión, sin mencionar que el Caballo siempre puede hacer reír al Perro.

A cambio, el Perro entenderá que el Caballo necesita vagar y no le importará seguir a su compañero. Ambos signos necesitan a veces estar solos y tomar un descanso del otro, especialmente debido al hecho de que el Perro ama la paz y la tranquilidad.

Aunque un poco pesimista, la gente de este signo es muy confiable y por lo general no confía en los demás tan fácilmente. Si el Caballo coquetea con demasiados miembros del sexo opuesto, el Perro puede terminar siendo destruido.

El Caballo está casi obsesionado con la diversión y no puede atarse a las demandas de una sola persona. Si este nativo y su compañero Perro pueden superar sus diferencias, se las arreglarán para ser una pareja casi perfecta ya que ambos tienen afecto el uno por el otro.

En esta unión, el Caballo necesita a veces hacer compromisos para que el Perro sea feliz. Después de todo, sólo cediendo, su relación puede basarse en la comprensión mutua y el equilibrio.

El Perro es muy complaciente con el Caballo y no es en absoluto estricto. Las cosas entre estos dos necesitan mantenerse emocionantes o el Caballo puede aburrirse. Cuando está con el Perro, el Caballo puede hacer sentir a este nativo como si nunca se hubiera divertido tanto con nadie más.

Más que esto, el Caballo siempre buscará traer más emoción a la vida del Perro, lo que no le molestará de ninguna manera al Perro porque la gente de este signo es muy tolerante y prefiere mantener a todos contentos.

En conclusión, al Perro nunca le molestará el deseo del Caballo de divertirse más y más.

Los desafíos de este romance

Uno de los mayores problemas de la relación entre un Perro y un Caballo está relacionado con el hecho de que estos dos nativos esperan cosas completamente diferentes del amor.

Por ejemplo, el Caballo es salvaje y da mucha importancia a la libertad, por lo que en una relación romántica, tiene que tener mucha independencia.

Por otro lado, el Perro tiene emociones inseguras y necesita que se le diga constantemente que es una persona especial, o de lo contrario este nativo no se sentirá de ninguna manera bien por su aventura.

Puede ser difícil esperar que un Caballo egoísta diga todas estas cosas porque los Caballos siempre están enfocados en ir a lugares y hacer sus sueños realidad.

El Perro, cuando no se le ofrece lo que quiere, puede terminar teniendo el deseo de desviarse y buscar el amor en otro lugar. El Caballo tampoco es conocido por ser demasiado fiel.

De hecho, el Caballo es muy entusiasta cuando conoce gente nueva, por lo que puede ser difícil mantenerlo atento al Perro y dedicado toda la vida, por lo que ser fiel puede ser un verdadero problema para este nativo.

Más que esto, si el Perro y el Caballo ya no se sintieran atraídos por el otro, inmediatamente empezarían a querer engañarse mutuamente.

Aunque no hagan trampa, es muy posible que la inestabilidad en su relación les influya de manera muy negativa ya que el Caballo no puede descansar y quiere cambiar todo el tiempo, mientras que el Perro es extremadamente malhumorado.

Por lo tanto, puede ser muy complicado para estos dos criar una familia o vivir en la misma casa considerando que ninguno de los dos es siempre sensato. A diferencia del Buey de tierra y el muy práctico Gallo, el Perro y el Caballo no saben cómo traer estabilidad a su vida.

Es muy posible que ambos nunca asuman ninguna responsabilidad y así, no duren demasiado tiempo como pareja casada. Sin embargo, todo esto no significa que no puedan estar juntos toda la vida.

De hecho, como ambos son muy trabajadores, pueden darse cuenta de que su relación sólo necesita un poco más de esfuerzo y espontaneidad, por lo que es posible que decidan que desean ser una pareja exitosa e intentar ser felices juntos.

 

Deja un comentario