Compatibilidad de amor entre conejos y caballos: Una relación afectiva

Compatibilidad de amor entre conejos y caballos

Si quieren ser amantes, el Conejo y el Caballo en el zodíaco chino necesitan hacer algunos compromisos y ajustar sus personalidades para que las cosas entre ellos funcionen.

El Conejo es conocido como reservado y generalmente nervioso si no se le ayuda a tener éxito y es protegido por aquellos que ama. Por lo tanto, el Conejo puede ser demasiado exigente para el Caballo, que es independiente y no le gusta hacer nada predecible.

Las personas nacidas en el año del Caballo son conocidas por estar enamoradas del sentimiento del amor, lo que puede hacer que el fácilmente impresionable y sensible Conejo crea que el Caballo es la pareja perfecta para él o ella. Sin embargo, los problemas pueden aparecer cuando el Caballo se aburre y decide seguir adelante y buscar otro amor.

Superando los tiempos difíciles

El Conejo y el Caballo son dos nativos que esperan cosas muy diferentes de la vida, lo que significa que la experiencia de pareja puede ser muy difícil.

Los nacidos en el año del Caballo no son famosos por cometer, sino más bien por el hecho de que les gusta divertirse. Al ver que el Conejo está tan apegado a la idea de hogar, pueden pensar que los nativos de este signo son aburridos, raros y rígidos.

Además, el Conejo es conocido por necesitar mucho amor y todo el apoyo del mundo de su pareja. Esta persona tiene que tener un amante que le anime, para que el Caballo independiente pueda hacer que se sienta ignorado.

Si estos dos todavía quieren que su relación sea exitosa, el Conejo tiene que ser más independiente y el Caballo tiene que centrarse más en su unión.

Sólo así pueden llegar a ser felices como pareja. Es muy probable que el Conejo sea el que haga compromisos todo el tiempo, especialmente cuando está con el Caballo.

Si deciden ser socios comerciales, necesitan pedir ayuda al exterior porque mientras que al Caballo le encanta trabajar duro, puede aburrirse muy rápidamente, mientras que el Conejo no puede ser de ninguna manera práctico.

Tal vez un tercer socio podría ayudarles a lidiar con estas cosas de una manera más fácil. Cuando se trata de amor, el Conejo y el Caballo pueden a veces trabajar en pareja porque tienen algunas similitudes.

Por supuesto, sus diferencias les harán discutir, pero pueden superar los malentendidos si se esfuerzan por obtener un equilibrio en su asunto.

Ser siempre positivo puede ayudarles a tener una relación por la que vale la pena luchar, especialmente porque ambos creen que las cosas entre ellos pueden funcionar a su favor.

Cuando tengan problemas, el Conejo y el Caballo estarán muy contentos de enfrentarlos juntos y de apoyarse mutuamente. El Conejo tiende a ser muy cauteloso cuando se trata de amor, pero el hecho de que los nativos de este signo nunca son impulsivos puede ayudarles mucho en el romance.

Por lo tanto, nunca tomarán una decisión sin pensarlo dos veces, así que su relación con el Caballo nunca puede ser influenciada por algo negativo porque normalmente pueden predecir problemas.

Lo que no es tan ventajoso de todo esto es el hecho de que el Conejo a veces puede pasar por alto muy buenas oportunidades y por lo tanto perder la vida.

Las personas de este signo son conocidas por concentrarse demasiado en los detalles y por no ser capaces de seguir adelante cuando la vida se vuelve difícil. La relación entre el Conejo y el Caballo no puede funcionar si ambos socios no están de acuerdo en hacer algunos cambios sobre ellos mismos.

Siendo sensible y tradicional, el Conejo puede molestar al Caballo progresista e independiente, lo que significa que estos dos pueden terminar no queriéndose más.

Mientras que el Conejo quiere quedarse en casa o salir sólo con amigos íntimos, el Caballo siempre está en movimiento, y ninguno de los dos quiere abandonar sus costumbres o invertir demasiados esfuerzos en su relación.

Es posible que no encuentren el equilibrio de su conexión porque tienen demasiadas diferencias. Mientras que el Conejo es muy cariñoso y puede apoyar a cualquiera, las personas de este signo aman ser los que se quedan en casa y cuidan de la familia mientras su pareja va y hace todo el dinero.

El Caballo nunca querrá esta responsabilidad y ser el jefe de la familia, así que lo más probable es que estos dos se peleen en vez de llevarse bien.

Mientras que el Caballo es conocido por hacer reír a todo el mundo, los nativos en este signo del zodíaco chino también son impredecibles, lo que puede hacer que el Conejo sea intolerante ante la incertidumbre.

El duro trabajo que estos dos necesitan invertir

La relación entre ellos puede llegar a ser muy infeliz porque no quieren las mismas cosas. Como se ha dicho antes, el Conejo debe aprender a estar solo, el Caballo necesita estar más centrado en su romance.

Debido a que las personas nacidas en el año del Caballo son impulsivas, pueden enamorarse inmediatamente de un Conejo. A cambio, el Conejo puede ser cegado por este tipo de afecto que es duro y sucede muy rápido.

Además, el Conejo admirará mucho al Caballo por ser tan inspirador cuando se trata de la independencia. Como en cualquier otra relación, hay cosas buenas y malas que pueden pasarle a la pareja.

Sin embargo, independientemente de cómo esté el equilibrio, el duro trabajo que estos dos necesitan invertir en su relación es siempre una certeza. El Conejo está demasiado relajado y no puede entender por qué el Caballo tiene tanta pasión.

Además, el Caballo no ve de ninguna manera cómo alguien puede ser tan tímido como el Conejo. Por suerte, el Conejo puede pasar por alto todo esto y normalmente no le importa hacer compromisos.

Al menos ambos son realistas y ninguno de ellos puede soportar tonterías. El hecho de que el Conejo pueda identificar las soluciones a los problemas muy rápidamente asombra al Caballo y hace que su relación sea más eficiente.

Por lo tanto, estos dos pueden ser una muy buena pareja e incluso pueden involucrarse en un negocio juntos. Pueden pelearse por dinero porque el Conejo a veces no sabe cómo gastar y el Caballo suele regalarlo todo durante una visita al centro comercial.

Es difícil para un Conejo y un Caballo ser también amigos porque el Conejo es demasiado sensible para aceptar el hecho de que el Caballo no recuerda los cumpleaños, mientras que el Caballo no puede entender por qué el Conejo exagera tanto con cosas como los aniversarios y otros eventos de su vida.

Además, el Caballo puede pensar que el Conejo es perezoso y al revés, el Conejo puede ver al Caballo como un adicto al trabajo. En una situación ideal, el primero le enseñará al segundo a ir más despacio y a disfrutar de la vida.

Sería asombroso si el Caballo le mostrara al Conejo cómo potenciar su creatividad. En cuanto al sexo, no son tan compatibles porque el Conejo quiere una buena cena antes de irse a la cama y el Caballo sólo desea que el hacer el amor sea la primera fase.

Un Caballo inteligente siempre escuchará lo que el Conejo tiene que decir y se volverá más romántico. Además, el Conejo puede aprender a ser sexualmente agresivo con el caballo.

Si el hombre es un Caballo y la mujer un Conejo, estos dos tienen una gran oportunidad de ser una pareja exitosa. A ella no le importará dejarle tomar las decisiones importantes o ser una buena ama de casa.

Todas sus ansiedades desaparecerán porque él es confiado y protector. Puede que se peleen porque él es celoso y también porque no se ponen de acuerdo sobre cómo gastar su dinero.

Si el hombre es un Conejo y la mujer un Caballo, las cosas pueden ser muy difíciles porque él quiere pasar sus tardes en el interior, mientras que ella sueña con salir con sus amigos.

Los desafíos de este romance

El hecho de que sean diferentes desde el punto de vista psicológico hace que el Conejo y el Caballo sean incompatibles como pareja e incluso como amigos.

Mientras que el Caballo quiere ser desafiado todo el tiempo y salir lo más posible, el Conejo está más interesado en la belleza y en pasar tiempo en casa.

La energía del Caballo puede ser abrumadora, sin mencionar que las personas de este signo también son conocidas por tener temperamento.

Los que nacen en el año del Conejo prefieren la paz y que la armonía reine en cualquier situación, lo que significa que pueden ser realmente molestados por la necesidad de los Caballos de tomar medidas.

Además, el Caballo disfruta de vivir el momento y no piensa demasiado en las consecuencias de sus acciones.

Por otro lado, el Conejo se lo piensa dos veces antes de tomar una decisión y nunca juzga antes de pensar en todos los aspectos involucrados.

El Caballo puede pensar que el Conejo sólo es indeciso y tímido, mientras que el último está seguro de que el primero es sólo impulsivo y no puede resistir en una relación a largo plazo que requiere paciencia.

Cuando se trata de problemas, estos dos pueden tener diferentes maneras de enfocar una situación, lo que puede hacer que se peleen sobre qué hacer.

Muy atraídos el uno por el otro al principio, el Conejo y el Caballo pueden quemar la pasión en sus primeras semanas de relación y después de la ruptura si ninguno de los dos está abierto a adaptarse para que el otro esté satisfecho.

Por lo tanto, el Caballo y el Conejo necesitan comprometerse si quieren que su vida juntos sea satisfactoria.

Es posible que estos dos tengan una buena relación porque el Caballo puede realmente inspirar al Conejo, mientras que el Conejo puede ayudar al Caballo a ser menos impulsivo y más equilibrado. El hecho de que puedan ayudarse mutuamente es muy beneficioso para su relación.

Explorar más allá

Conejo Zodíaco Chino: Rasgos de personalidad clave, amor y perspectivas de carrera

Caballo Zodíaco Chino: Rasgos de personalidad clave, amor y perspectivas de carrera

Compatibilidad de Amor de Conejo: De la A a la Z

Compatibilidad con el amor a los caballos: De la A a la Z

Conejo: El delicado animal del zodíaco chino

Caballo: El carismático animal del zodíaco chino

Zodíaco occidental chino

 

Deja un comentario