La serpiente y el perro aman la compatibilidad: Una dulce relación

La serpiente y el perro aman la compatibilidad

El Perro y la Serpiente se oponen de muchas maneras porque la Serpiente está relajada y siempre cree que las cosas terminarán bien, mientras que el Perro es muy pesimista y piensa que nada está destinado a suceder como se espera.

A la Serpiente le encanta salir y hacer nuevos amigos, el Perro prefiere reunirse sólo con aquellos que conoce de toda la vida.

Mientras que la Serpiente puede ver diferentes colores y tonos, el Perro encuentra imposible ver más que el blanco y el negro. Sin embargo, a pesar de sus muchas diferencias, estos dos pueden llevarse muy bien como pareja porque se respetan mucho.

Lo que los une y lo que los mantiene separados

Cuando los amantes, la Serpiente y el Perro tienen una relación muy estable, lo que significa que pueden sentirse cómodos el uno con el otro. Muy íntimos cuando están juntos, estos dos nativos también pueden disfrutar de una conexión sexual satisfactoria, incluso si la Serpiente es muy celosa y posesiva por naturaleza.

Todas las personas nacidas en el año del Perro son conocidas como fieles y devotas de su pareja, por lo que la Serpiente nunca tendrá motivos para estar celosa cuando esté con una persona de este signo.

A cambio, la Serpiente puede ayudar al Perro a ser menos temeroso de las cosas que ni siquiera existen y a disfrutar de la vida tanto como sea posible, considerando que la Serpiente es muy sensual y le encanta disfrutar del placer.

Si viven juntos, el Perro y la Serpiente tendrán una casa bien amueblada en la que podrán retirarse después de un largo día de trabajo. El horóscopo chino dice que estos dos signos hacen grandes amigos y si quieren ser una pareja, pueden superar cualquier obstáculo para que su relación sea exitosa.

Como se dijo antes, el Perro es muy leal, pero famoso por su pesimismo, lo que significa que la Serpiente tiene que levantar su espíritu para que su conexión no se desperdicie.

La Serpiente es generosa y verdaderamente positiva, pero su posesividad puede molestar a los individuos más relajados. Por lo tanto, hasta darse cuenta de lo fiel que es el Perro, la Serpiente puede hacer de la vida de esta persona un infierno.

Si el Perro puede ser más optimista y el otro menos celoso, puede ser capaz de disfrutar realmente de su vida en pareja. Ambos creen firmemente en sus valores y pueden estar en desacuerdo con el enfoque del otro sobre la vida, lo que significa que a veces pueden tener dificultades con su conexión.

Mientras que la Serpiente lucha por el éxito y calcula cada uno de sus movimientos, el Perro prefiere ser sólo devoto y cariñoso. El primero no querrá nada menos que todo esto del Perro, y el Perro siempre apoyará a su pareja, siempre y cuando sus principios no sean socavados.

El hecho de que el Perro no piense en ningún lado materialista de la vida puede hacer que no entienda por qué la Serpiente está luchando tan duro para hacerse rica y obtener poder.

Además, la Serpiente no parece entender por qué el Perro se ofende con cada palabra. Aunque no es una pareja perfecta, el Perro y la Serpiente pueden llevarse muy bien, especialmente si se esfuerzan por entender y respetar las expectativas del otro, ya que la Serpiente puede ser demasiado sofisticada para el Perro realista.

Aunque la Serpiente pueda apreciar al Perro por ser inteligente, éste puede ser indiferente a cómo la Serpiente ve el mundo de una manera mística y se niega a ser demasiado lógico.

Las críticas deben mantenerse al mínimo

Esta relación tiene muchas posibilidades de funcionar, sin importar que los socios no sean muy similares. El hecho de que se complementen entre sí puede ser de gran ayuda porque cuando uno carece de un determinado atributo, el otro viene y llena el espacio vacío, sin mencionar que sus diferencias no son tan importantes.

En conclusión, si están dispuestos a comprometerse y a entenderse, la Serpiente y el Perro pueden resistir juntos como pareja durante toda su vida.

No se puede decir que su unión sea compleja, pero seguramente ofrece felicidad a ambos signos ya que estos nativos tienden a ser ansiosos e inseguros, y cuando están juntos, se sienten más seguros e incluso pueden confiar el uno en el otro.

El Perro es un alma amable que ama complacer a sus seres queridos, pero tiene estados de ánimo y se retira en momentos de estrés. La Serpiente puede seducir y encantar a cualquiera, pero tiene una naturaleza reservada y no quiere estar en medio de las cosas, o en lugares donde todo el mundo está agitado y todo es demasiado ruidoso.

Habrá veces en que la Serpiente se molestará mucho porque el Perro es demasiado crítico, y también veces en que el Perro no estará de acuerdo con la superficialidad de la Serpiente. Sin embargo, estos dos serán capaces de reírse de los rasgos negativos del otro y de olvidarse de la tensión.

Desde el punto de vista sexual, no son una pareja perfecta porque la Serpiente es muy sensual y quiere ser complacida todo el tiempo, mientras que el Perro se preocupa demasiado por cómo se comporta en la cama, lo que puede fácilmente traducirse en inhibición.

La Serpiente debe mostrar al Perro cómo estar menos estresado en el dormitorio, especialmente si estos dos quieren estar satisfechos con su forma de hacer el amor. La Serpiente nunca debe pensar en otra persona cuando está con el Perro, porque esto puede realmente destruir a su pareja.

Si el hombre es un Perro y la mujer una Serpiente, ella puede pensar que él está demasiado enfocado en la alta moral y no en la diversión. La señora de esta pareja se preocupará cuando su hombre esté fuera luchando por causas y no en casa para apreciar la forma en que ella ha arreglado el lugar.

El hecho de que sea demasiado práctico puede hacer que discutan. Además, cuando no se dé cuenta de lo amable que es y sólo la critique, comenzarán otro conflicto. Si estos dos se entienden, pueden tener una relación muy exitosa.

Si el hombre es una serpiente y la mujer un perro, puede que no encuentre el valor suficiente para estar a su lado todo el tiempo. Más que esto, la mujer Perro puede no entender por qué el hombre Serpiente es tan irresponsable.

Mientras que él disfruta socializando, a ella no le importa en absoluto. El hecho de que él coquetee la hará enojar todo el tiempo, lo que significa que estos dos no son en absoluto una pareja perfecta.

Los desafíos de este romance

Cuando se trata de la Serpiente y el Perro, estos dos tienen muchos rasgos que se complementan entre sí, pero que también pueden convertirlos en conflictos reales.

El Perro está casi obsesionado con la justicia y la equidad, por lo que no quiere estar cerca de gente que no aprecia estos valores.

Cuando se trata de la Serpiente, esta persona es realista y por lo general no le importa torcer las reglas para obtener lo que quiere.

De hecho, a la Serpiente no le molesta en absoluto cuando está manipulando a otros en su beneficio. El Perro no apreciará esto de ninguna manera, así que la Serpiente puede terminar siendo criticada e incluso empujada a hacer las cosas correctas.

Por lo tanto, la relación entre el Perro y la Serpiente puede verse perturbada por los diferentes puntos de vista de los socios sobre la moral.

Además, estos dos también tienen intereses que se oponen entre sí porque la Serpiente es verdaderamente refinada y quiere las mejores cosas, mientras que el Perro es simple y no entiende por qué algunas personas necesitan ser tan sofisticadas.

El Perro no necesita más que un hogar feliz y un trabajo que le aporte buen dinero. De hecho, los Perros nunca se dejan llevar por intereses materialistas, mientras que a las Serpientes les encanta salir, comer en restaurantes caros y comprar ropa de diseñador.

Puede ser decepcionante para la Serpiente ver cómo el Perro sólo piensa en el compromiso y no en gestos románticos.

Aunque pueden ser compatibles desde otros puntos de vista, el Perro y la Serpiente todavía no se llevan bien cuando se trata de estas cosas, por lo que no pueden tener una relación muy fructífera, especialmente si no son capaces de ponerse de acuerdo en algunas cosas y de ajustarse según las necesidades del otro.

El hecho de que a la Serpiente no le importen los medios sino los resultados puede horrorizar al Perro. A la Serpiente no le importa manipular, especialmente cuando trata de obtener el éxito, lo que hace que el Perro vea a la Serpiente como un tramposo.

Considerando que el Perro le da una gran importancia a la justicia y la equidad, puede que nunca acepte la forma en que la Serpiente vive su vida. Al estar tan preocupado por todo, el mismo Perro necesita alguien que le apoye y que pueda hacerle ser optimista en los momentos difíciles.

Los perros tienen tendencia a ser demasiado emocionales, lo que significa que si con la Serpiente, esta última persona tiene que saber cómo calmarse.

Es posible que la Serpiente sea demasiado fría y no quiera lidiar con las emociones del Perro. Por lo tanto, en esta relación, el Perro puede ser considerado como necesitado, por lo que esto puede tener un impacto negativo en su vida sexual.

Si quieren que su relación sea fructífera, la Serpiente y el Perro deben entenderse lo más posible. Por ejemplo, el Perro necesita lidiar con el hecho de que la Serpiente nunca es emocional y darse cuenta de que su pareja a veces puede ser estricta.

De esta manera, él o ella nunca se molestará cuando la Serpiente esté un poco fría. A cambio, la Serpiente tiene que tranquilizar al Perro de su amor.

Por lo tanto, estos dos nativos necesitan hacer algunos compromisos cuando están juntos como pareja. Cuanto más gestos románticos hagan el uno por el otro, más cerca estarán como pareja.

Explorar más allá

El Zodíaco Chino de la Serpiente: Rasgos de personalidad clave, amor y perspectivas de carrera

Perro Zodíaco Chino: Rasgos de personalidad clave, amor y perspectivas de carrera

Snake Love Compatibilidad: De la A a la Z

Compatibilidad con el amor de los perros: De la A a la Z

Serpiente: El ingenioso animal del zodíaco chino

Perro: El leal animal del zodíaco chino

Zodíaco occidental chino

 

Deja un comentario