1958 Zodíaco chino: Año del Perro de la Tierra – Rasgos de Personalidad

1958 Zodíaco chino

Los nativos del Perro de Tierra nacidos en 1958 son como el eterno amigo de los humanos, el perro. Leales, devotos, amables y muy comprensivos, se mantendrán concentrados en el trabajo que tienen entre manos hasta que logren terminarlo.

Nada los distraerá, y nunca comprometerán sus principios para encontrar una solución. Con otras personas, se comportan de manera ejemplar, lo que significa que escuchan atentamente lo que tienen que decir.

1958 Perro de la Tierra en pocas palabras:

  • Estilo: Práctico e inflexible;
  • Calidades superiores: Atento, fiable y centrado;
  • Desafíos: Escéptico, fácilmente distraído y ansioso;
  • Consejo: Deberían estar menos atados a ciertas emociones negativas.

Son educados y diplomáticos, responsables e independientes. No importa si son muy comprensivos, no dejarán que nadie se meta en sus asuntos y tome el control de sus vidas.

Una personalidad compuesta

Estas personas tienen muchas habilidades y destrezas, y están dotadas de una tremenda capacidad de aprendizaje.

Acumulan conocimientos toda su vida, buscando y reuniendo muchas experiencias, todas concentradas en un único propósito, el logro de sus objetivos.

No se equivoquen, aunque generalmente se mantienen a sí mismos y no hacen un escándalo cuando las cosas van mal. Tienen cierto talento para convencer a los demás y dar paso a su avance inmediato incluso en las situaciones más difíciles.

Sin embargo, no hacen ninguna baja en el camino. En este sentido, son muy receptivos y atentos con otras personas. Los principios son sagrados para ellos.

Los Perros de la Tierra son confiables, templados y muy comprensivos de otras opiniones. De hecho, no pueden esperar a escuchar otras ideas. Quizás incluso puedan extraer alguna información útil para usarla en el futuro.

De cualquier manera, funcionan usando la misma visión realista del mundo. Emocionalmente, son muy equilibrados, pero también intuitivos e imaginativos para trabajar perfectamente en equipo.

Generalmente, estos nativos tendrán que confiar en sus propios poderes para manejarse en la vida. No hay nadie que les tome de la mano, y tampoco reciben ninguna herencia, ningún apoyo material de sus parientes. Todo es su responsabilidad, y la suerte no les ayuda, especialmente en su juventud.

Siempre estuvieron dispuestos a asumir la culpa de sus errores, lo que significa que han desarrollado un fuerte sentido de equidad moral a lo largo del tiempo. Es inútil decir lo virtuosos y con principios que son.

Además, tienen una perspectiva visionaria, un firme enfoque en sus objetivos y, lo que es más importante, son extremadamente resistentes y perseverantes.

Lo que sucede, básicamente, es que tratan de hacer lo suyo, de mantenerse alejados de los caminos de otras personas. Sin que se les pida, nunca interferirán ni ofrecerán consejos. Pero esperan la misma tolerancia y respeto a cambio.

Si pensamos en su doble herencia terrícola, podemos suponer rápidamente que estos nativos están entre los individuos más fiables y centrados del mundo. Su paciencia y perseverancia no pueden ser superadas por nadie.

Combinado con la forma en que la gente se siente atraída por ellos, y su gran compasión, los Perros de la Tierra tienen una forma segura de alcanzar sus objetivos en poco tiempo.

Se dan cuenta de sus límites, saben lo que pueden y no pueden hacer, y nunca morderán más de lo que pueden masticar.

Después de todo, sus energías terrenales son estables, organizadas y desprenden el aura de un individuo pragmático. Para ser más eficientes, evitan meterse en concursos sin sentido e inútiles. De todos modos sería una pérdida de energía y tiempo.

Amor y relaciones

Las relaciones de larga duración son la única manera de ir para estos nativos estables y equilibrados. Quieren establecerse en un ambiente seguro donde puedan hacer sus cosas fuera de los confines de la sociedad.

Junto con una pareja amorosa, florecerán y se sentirán realizados. Querrán expresar sus intensas emociones de inmediato.

Nunca se andan con rodeos porque eso significaría que no confían lo suficiente en sus socios.

Por un lado, quieren ser entendidos por sus parejas, pero también valoran el silencio, la comprensión muda. Se requiere paciencia para vivir con tales nativos.

Justicia e imparcialidad, análisis objetivo y extrema compasión. Estos forman la esencia de un Perro de la Tierra nacido en 1958.

Quieren asegurarse de que todos vivan una vida feliz y satisfactoria, que a nadie le falte nada, es decir, a sus amigos cercanos y a su familia.

Románticamente, en realidad no sabrán mucho sobre cómo crear una buena atmósfera o cómo expresar sus sentimientos de la manera más concisa. A pesar de todo esto, se puede notar que son muy afectuosos y genuinos en sus intentos.

Aspectos de la carrera del Perro de la Tierra de 1958

Son de los pocos nativos que realmente saben lo que quieren hacer y cómo quieren llegar allí. No se apresurarán ni se volverán impulsivos, ni intentarán hacerlo todo. En su lugar, se centrarán en un conjunto de habilidades elegidas y las desarrollarán.

No es improbable que trabajen en relaciones públicas o en círculos comerciales. Tienen un don para los negocios en este sentido, así como la imaginación y el aparato artístico para tener éxito.

El compromiso es primordial en cualquier profesión, pero para ellos es una forma de vida. No hacen nada sin asegurarse de que eso es lo que realmente quieren. El éxito está asegurado.

No es que tengan bajas aspiraciones o algo así, pero podrían conformarse con menos si eso es lo que les hace felices. Las cosas sencillas también valen la pena, y tienen su papel en la sociedad.

Pueden ser profesores, consejeros, psicólogos, que trabajan con personas o en política, economistas y entrenadores, con mucho más que eso.

Con las cuestiones monetarias, tratan con gran estoicismo y atención. Sin embargo, en general tienen suerte en este sentido, aunque algunas asociaciones pueden resultar muy decepcionantes. Deben tener mucho cuidado.

Salud y estilo de vida

Lo ideal sería que estos nativos de Perro de la Tierra nacidos en 1958 tuvieran que cuidar lo que comen, porque la mayoría de los peligros estarán dirigidos a su estómago, bazo y páncreas. Tienen que comer los productos menos azucarados, menos dulces, y aún menos cosas que son ricas en grasa.

Personalmente, no les gusta pasar tiempo en grandes grupos de personas ni tampoco les gusta tener que interactuar durante largos períodos de tiempo.

Son introvertidos de alguna manera, y aunque naturalmente están llenos de confianza, socializar no es su fuerte.

Se sabe que se interesan mucho por lo que hacen los demás, en el sentido de que se inmiscuyen rápidamente en la vida de sus amigos. Sin embargo, al mismo tiempo, encuentran difícil revelar sus emociones y aceptar a los demás en las suyas.

 

Deja un comentario