Leo Sexualidad: Lo esencial de Leo en la cama

Leo Sexualidad

Dado que están bajo el patrocinio del Sol, los nativos de Leo tienen un resplandor y atracción natural que parece no tener fin.

La gente se reúne a tu alrededor como las abejas se reúnen en una flor floreciente, sólo para poder obtener algo de esa energía celestial.

Obviamente, con una educación tan real, los Leos tienen una disposición característica para permanecer en el centro de atención y disfrutar de la atención de todos.

En cuanto a los asuntos íntimos, mientras los satisfaga plenamente, no importa realmente lo que suceda. Ya sea ser dominado, o dominar, BDSM u otras técnicas perversas, todo está permitido.

Incluso si un Leo no es el individuo más ingenioso y creativo que existe, los Sagitarios, con su actitud dinámica, e incluso los confiados Arianos pueden desencadenar su lujuria innata y sus habilidades sexuales.

Además, este nativo nunca se echará atrás una vez que se centra en algo. Veni, vidi, vici. Así como un Leo imagina un gol y va a matar, sin perder más tiempo.

Lo que más anhela un Leo cuando se trata de deseos insatisfechos es una combinación de actuación teatral y voyeurismo. De esta manera, su enorme ego recibe un gran impulso mientras todo el mundo mira y se asombra de las habilidades y la magnificencia que se exhiben.

A diferencia de los cánceres, para los que el sexo no tiene un significado especial, aparte de la satisfacción de los instintos biológicos, los Leos tienen una perspectiva totalmente diferente.

Esta vez, todo tiene que suceder de acuerdo a un guión, o en un contexto peculiar, con ciertos factores que lo hacen inusual.

Más que el simple apagado de una sed primitiva, el sexo es algo para el deporte, un espectáculo al que no está invitado cualquiera, y del que sólo unos pocos pueden saber.

Los nativos de Leo pueden alcanzar tal nivel de satisfacción que la pareja se convierte en una presencia obligatoria en sus vidas.

Como tal, esos antojos sexuales sólo pueden ser vencidos por esa persona sola. Para mantener a estos nativos atentos y concentrados, uno debe tratar de reinventarse constantemente y traer nuevas cosas a la mezcla. Además, algo debe quedar claro.

Un Leo siente naturalmente la necesidad de brillar como un diamante y deslumbrar a todo el mundo con su esplendor, y esto no debe sorprender al socio. Después de todo, no hay nada que se pueda hacer, es el destino que nazca un Leo.

Sentimientos conflictivos

Apuntar a un Leo es un plan seguro para una relación feliz y gratificante, pero hay algunas condiciones. No puedes esperar que acepte casi cualquier tratamiento. Sólo lo mejor puede hacer que todo valga la pena.

Así como un Leo puede tener una gran autoestima y una tremenda confianza en lo que hace, su lujuria sexual también se destaca cuando se le compara.

Y la forma de incitar su entusiasmo y hacer hervir su sangre es jugando el papel de presa, actuando todos indefensos e inocentes contra un poderoso depredador. Poner una palabra de alabanza aquí y allá también será de gran ayuda.

Continuar con la historia de cómo fuiste completamente destrozado y penetrado por su flecha de amor hará maravillas y promoverá ese objetivo.

Si hay algo que hace que un Leo sea aún más seguro y arrogante, es el drama y la tragedia, la confusión emocional en otras palabras. Haga clic para twittear

Por supuesto, la victoria sólo es dulce si la batalla fue muy reñida, así que ni siquiera pienses en admitir la derrota desde el principio. Lucha como si tu vida estuviera en juego. Sólo mostrando falta de voluntad y audacia todo parecería lo suficientemente real.

Los eventos dramáticos son básicamente un día a día común para un Leo, y no es sólo una rutina, sino también el combustible para ese inmenso impulso sexual y el civismo sin fin.

Dado su interés por los conflictos sentimentales y los sucesos trágicos, no es una sorpresa que los nativos de Leo tiendan a reaccionar exageradamente cuando ven a su pareja hablando con otro hombre. Todo parece ser un coqueteo o una discusión romántica, y así los celos y posiblemente hasta el desprecio entran en escena.

Como en un juego competitivo, son ellos o el otro, vida o muerte, victoria o derrota. Obviamente no están dispuestos a aceptar que otro cazador haya aparecido, harán todo lo que esté en su mano para detenerlo.

Hay una ligera diferencia entre estar en una relación sólo para mostrar, y una experiencia de vinculación donde se puso mucho esfuerzo, tiempo y dolor.

Además, un nativo de Leo no lo dará todo por sentado y jugará el juego en modo fácil. En su lugar, todo tiene que ser animado al máximo, especialmente la vida sexual.

El otro lado

Concedido, este nativo puede ser su más leal confidente y su más afectuoso amante si, y ese es un gran «si», todo va bien y el tratamiento está a la altura de sus expectativas.

Y ni siquiera hablamos de la remota posibilidad de que las trampas entren en juego, porque si eso ocurre, espera que la ira de los dioses caiga sobre ti. Las cosas se pondrán feas, y es un hecho que nada puede cambiar.

El regreso casi siempre consiste en las cosas que les hicieron, sólo que exponencialmente peor. La astucia característica de un Leo está ahí, aparentemente.

Incuestionablemente, la mejor pareja para este tipo de individuo es el demonio sexual que representa Aries.

Siempre insatisfecha y deseosa de más, nunca tiene suficiente y siempre anhela un poco más, varias veces cada vez si es posible.

Así, en el proceso de hacer feliz a un nativo de Aries, Leos tenderá a dejar de lado cualquier tipo de arrogancia o actitud engreída. Lo que sigue es básicamente una obra maestra llena de momentos memorables que es el sueño húmedo de cualquiera.

¿Acabas de preguntar cómo reconocer a un nativo de Leo? Bastante simple, en realidad. Él es el que siempre toma la delantera y se rige por casi ninguna regla, como el que toma el mundo por la fuerza. En el fondo, o es un éxito total y completo, o nada en absoluto.

Básicamente, un Leo se impresiona en el momento en que muestras la iniciativa y comienzas el ataque de inmediato. Si va a seguir a ese ritmo, es una promesa de que el rey no olvidará mostrar su agradecimiento.

Siendo los que tienen más empuje y confianza entre todos los otros signos del Zodíaco, los nativos de Leo son, en última instancia, animales salvajes que no aman nada más que disfrutar de la vida en su apogeo. Todo lo demás es secundario y sin importancia.

Las personas que no puedan seguir el ritmo dinámico impuesto por ellos sufrirán, directa o indirectamente. La mejor manera de hacer que uno de estos tipos te mire es mostrar que eres más que un simple hablador. La acción y la iniciativa son muy apreciadas.

 

Deja un comentario